www.madridiario.es
Numerosos colectivos de madres y padres de alumnos llevan tiempo pidiendo la construcción de nuevos centros escolares
Ampliar
Numerosos colectivos de madres y padres de alumnos llevan tiempo pidiendo la construcción de nuevos centros escolares (Foto: Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid)

El 'órdago' de Rivas para desbloquear más de 1.500 nuevas plazas escolares

Ocho años sin un nuevo colegio

domingo 16 de febrero de 2020, 09:00h

Ante el colapso y la emergencia educativa, medidas desesperadas. El alcalde de Rivas-Vaciamadrid, Pedro del Cura, anunció hace unos días que se paraliza la entrega de licencias para la construcción de viviendas en el municipio hasta que la Comunidad de Madrid cumpla los compromisos en materia de Educación que mantiene con el Ayuntamiento ripense.

En concreto, desde el Consistorio esperan que el Gobierno regional ponga en marcha la construcción de un nuevo colegio y un instituto, además de terminar las obras en el CEIPSO La Luna. Fuentes municipales indican a Madridiario que este último centro educativo es el único que se ha construido en los últimos ocho años y que el Ayuntamiento de Rivas se encargó de adelantar el dinero para dar comienzo a la primera fase.

A día de hoy, las obras no han terminado aún y ese dinero no ha sido devuelto. “Ahora hay que finalizar la construcción total del colegio, con más aulas y edificios, algo que está comprometido por la Comunidad, pero no lo está haciendo. Además, hay dos parcelas cedidas desde 2018 para la construcción de un nuevo colegio en el barrio Centro y un instituto para el mismo barrio, donde más población nueva hay”, apuntan.

“Lamento tomar esta decisión, pero debemos paralizar las licencias de entrega de viviendas en Rivas”, señaló el primer edil del municipio al ver que no se puede garantizar este servicio público y de calidad a las nuevas familias que residen en Rivas.

“No podemos permitir que sigan viniendo familias a vivir a nuestro municipio si no pueden escolarizar a sus hijos e hijas”, añadió.

Anuncio de la medida de no entregar más vivienda por parte del alcalde, Pedro del Cura (Foto: Ayuntamiento de Rivas)

Una ciudad en constante crecimiento

En los últimos diez años, Rivas-Vaciamadrid ha crecido en más de 20.000 habitantes, sumando en enero de 2020 más de 93.000 residentes.

Estas cifras la convierten en una de las ciudades con mayor tasa de actividad del país, al igual que una de las más jóvenes y con uno de los mejores datos en esperanza de vida y natalidad.

Un total de 16.000 menores estudian en Rivas en este curso 2019/20 –993 en escuelas infantiles; 9.662 en clases de Infantil y Primaria; 3.985 en la Educación Secundaria Obligatoria; y 1.360 en Bachillerato– repartidos en cinco institutos de E.S.O. y 15 colegios públicos, otros tres centros concertados y uno privado.

Esta situación ha derivado en un colapso del sistema educativo en el que conseguir alguna de las plazas en los colegios del barrio Centro se ha convertido en una lucha que acaba con muchos alumnos estudiando a kilómetros de sus domicilios o con la reconversión de espacios dentro de los colegios en aulas improvisadas.

“Al ritmo que crece esta ciudad los colegios públicos se han quedado cortos, ya se están utilizando las bibliotecas, las salas de psicomotricidad o las de música como aulas para dar clase”, explicaba al diario El País la presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) del municipio, Ana Lillo.

“La falta de previsión es de la Comunidad de Madrid. Desde 2005 no se construye un instituto en nuestra ciudad y en los últimos ocho años solo se ha levantado un colegio, que hemos adelantado desde Rivas mediante convenio con la Comunidad. Algo que también proponemos ahora. En todas las reuniones mantenidas con anterioridad (años atrás), Rivas siempre ha explicado y se ha presentado con los datos de crecimiento estimado y la planificación de población a años vista”, informan desde el Ayuntamiento.

Desde el Consistorio ripense han intentado ponerse en contacto con Enrique Ossorio, consejero de Educación y Juventud, para tratar de revertir cuanto antes la situación, pero todavía no han recibido respuesta, aseguran.

“El consejero quiere distraer la atención para no tener que explicar cómo en una ciudad que crece en más de 20.000 habitantes, hace 15 años que no se construye un instituto público y desde hace 8 años ni un solo colegio”, subrayan.

Como recogió El País, fuentes de la Consejería de Educación declaran que la decisión del alcalde de Rivas “no es forma de negociar”. “La licencia de obras es acto reglado y no cabe instrucción de Gobierno alguno que lo suspenda por razón política”, defienden. “Lo que hace el alcalde de Rivas es prevaricación y no vamos a cambiar nuestra planificación por el chantaje de ningún alcalde. Construiremos, por supuesto, en función de las necesidades”, agregan.

Por ahora, y a pesar de haber invertido el Ayuntamiento desde 2015 casi un millón de euros en la reforma de colegios –además de ayudas a las AMPAS por valor de 45.000 euros–, en el próximo mes de abril los centros educativos de la localidad no podrán hacer frente al proceso de escolarización para el próximo curso.

“Pedimos que se aplique la ley y que la Comunidad garantice una Educación pública de calidad, que es su obligación y su competencia”, inciden. El desbloqueo de las obras de estos centros supondría añadir a las ya existentes más de 1.500 plazas escolares.

La oposición clama en contra del plan del alcalde

El pasado 30 de enero, todos los partidos firmaron una declaración institucional para exigir las medidas necesarias que permitan llevar a cabo las obras de los colegios, pero no quieren que se haga a cualquier precio.

Desde Ciudadanos y PP no están de acuerdo con la estrategia de Pedro del Cura de paralizar la construcción de nuevos pisos en los terrenos del Consorcio Urbanístico de Rivas, en la zona del auditorio Miguel Ríos.

Bernardo González, portavoz de Ciudadanos en Rivas destacó la medida de “circo mediático”, acusando al primer edil de “chantaje” y de “jugar con el futuro” de los ripenses “poniendo en jaque la construcción de sus futuros hogares”.

Se remitió a esta declaración institucional mostrando su sorpresa porque, dos semanas después, el alcalde hubiese planteado “esta polémica, más destinada a la controversia política que a encontrar una solución”.

Por su parte, Janette Novo, portavoz del PP, afirmó que se había llegado a esta situación “por una mala planificación urbanística de los distintos Gobiernos de IU”.

“Durante años se ha impulsado un modelo urbanístico que no ha previsto, con antelación suficiente, las infraestructuras que iba a necesitar la ciudad”, recalcó tras acusar de sectario al Gobierno municipal.

Criticó también la denuncia que presentará el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid por el incumplimiento del Decreto de Mínimos por parte de la Consejería de Educación.

“Parece que el alcalde, como dispara con pólvora del Rey, ha decidido judicializarlo todo, como ha hecho con la querella presentada recientemente contra el Ayuntamiento de Madrid por la supuesta falsedad de unos documentos, y con el despido de unos trabajadores de Rivamadrid, que el juez ha considerado improcedente, y ahora la indemnización la tenemos que pagar entre todos los ripenses”, sentenció.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios