www.madridiario.es
Cámaras funerarias en el edificio conocido como El Dónut.
Ampliar
Cámaras funerarias en el edificio conocido como El Dónut. (Foto: Europa Press)

Los registros civiles añaden 12.000 muertos más de los esperados

miércoles 27 de mayo de 2020, 15:07h

Los registros madrileños han contabilizado 20.522 fallecimientos entre el 10 de marzo y el 24 de mayo, cuando los esperados eran 8.609 muertes, por lo que hubo un exceso de mortalidad de 11.913 fallecimientos, según los últimos datos del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), que utiliza la información de mortalidad por todas las causas que se obtiene diariamente de los registros civiles madrileños informatizados del Ministerio de Justicia.

La actualización del MoMo de este miércoles ha incorporado otras 13.250 muertes en toda España que no se habían incluido hasta ahora por retrasos en los registros civiles durante los peores momentos de la pandemia. Esta demora se sitúa en una mediana de 54 días, con variabilidad entre comunidades autónomas.

Respecto a los datos madrileños, por sexo, en los últimos dos años y medio los registros civiles de la región observaron por todas las causas 10.012 muertes de hombres, cuando las que estaban estimadas eran 4.111, es decir, más del doble. Las defunciones de mujeres, a las que afecta algo menos el coronavirus, fueron 9.665 cuando la estadística normal hubiera sido de 4.256, es decir, también más que el doble.

Por edades, los excesos de mortalidad se ceban entre la población más mayor. Concretamente, los registros observaron 2.660 muertos entre 65 y 74 años, cuando solo había estimados 1.216. Entre los mayores de 75 años, los fallecidos son 15.982, 9.803 de los esperados.

Según la gráfica de la mortalidad esperada y observada recogida desde diciembre de 2019 hasta la actualidad en la Comunidad de Madrid elaborada por el Sistema MoMo, la mortalidad se comportó de forma parecida a la esperada, con alguna caída a finales de enero y algún repunte a principios de febrero, dentro de la normalidad, entre las 100 y las 150 defunciones registradas diarias.

Sin embargo, la curva cambia a partir del 9 de marzo, cuando asciende vertiginosamente hasta alcanzar el pico a finales de marzo, con casi 600 muertos observados por todos los motivos por los registros civiles. A partir de entonces cae un poco pero vuelve a aumentar el 2 de abril hasta los 500 fallecidos. Luego la caída es continua hasta Semana Santa, cuando repunta un poco para bajar los días siguientes para luego bajar hasta estabilizarse a finales de abril en parámetros algo superiores a los normales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios