www.madridiario.es
Entorno de la plaza de los Mostenses.
Ampliar
Entorno de la plaza de los Mostenses. (Foto: Juanma Ligero)

La reforma y peatonalización del entorno de la plaza de los Mostenses arrancará en verano

martes 17 de mayo de 2022, 07:00h

La convivencia entre el tráfico rodado y el tránsito peatonal se ha demostrado incompatible alrededor de la plaza de los Mostenses. Los vehículos invaden las aceras ante la estrechez de la calzada y el ágora está lejos de ofrecer un entorno amable para el uso del viandante. El área de Obras y Equipamientos se ha propuesto revertirlo devolviendo la mayor parte del espacio público a los peatones mediante la peatonalización de varias calles aledañas y, tal como ha avanzado la delegada Paloma García Romero en una entrevista con Madridiario, las obras comenzarán este verano.

La intervención priorizará reordenar la circulación en la zona a fin de acabar con el caos circulatorio que ahora impera. Así, el equipo de García Romero ha proyectado una reforma integral que "arregle los impactos que hay de camiones, las losas destrozadas y las filtraciones del parking". El objetivo es recuperar el atractivo de uso para residentes, visitantes y comerciantes a la par que se suprimen las barreras arquitectónicas existentes.

La recuperación del espacio público para los desplazamientos a pie se concentrará, principalmente, en los frentes este y sur del Mercado, coincidentes con el acceso principal al mismo. Así, se potencia la conexión de la plaza de los Mostenses con la calle Gran Vía peatonalizando las calles Plaza de Los Mostenses y García Molinas, aunque dejando en esta última un carril integrado para entrar al aparcamiento subterráneo. Cerrando al tráfico ambas vías se conseguirá un itinerario peatonal desde esta arteria principal de la capital.

Se peatonaliza asimismo la calle Ricardo León, en este caso manteniendo un carril para la salida del parking. Como complemento a estas actuaciones también se prohíbe la circulación de vehículos en la Travesía de la Parada y de Beatas y en la calle de Antonio Grilo, cumpliendo así con una petición histórica del barrio. La propuesta del Gobierno que encabeza José Luis Martínez-Almeida modifica de manera sustancial la movilidad en este área, pero da respuesta a los problemas de seguridad vial que los vecinos denuncian desde hace años.

Una pérgola en la plaza y más arbolado

No obstante, la operación no solo comprende la ampliación de la superficie destinada a los viandantes, sino que contempla la rehabilitación de la propia plaza. Desde el área de Obras reconocen que "ha perdido su cualidad originaria de lugar abierto para el ocio, quedando relegada a una sección viaria compuesta por aceras inaccesibles y calzadas de paso". En la actualidad no reúne las condiciones de habitabilidad requeridas por un espacio estancial con la mínima calidad ambiental y esperan poder dotarla de ellas renovando el pavimento y el mobiliario urbano. En la parte del ágora situada sobre la cubierta del aparcamiento se colocará una pérgola que aporte sombra y que estará adornada por elementos de jardinería.

En las calles adyacentes se arreglará el firme, se colocará nuevo alumbrado público, se mejorará el sistema de alcantarillado, de drenaje y riego y se plantará nuevo arbolado. Se trabajará también en el parking subterráneo, que data de los años 60 y cuyo diseño obsoleto dificulta la elevación de los bordillos, la recogida de aguas de escorrentía y la plantación de árboles. "Tiene muchas filtraciones, por lo que hay que hacer una impermeabilización importante", señaló en la entrevista la delegada de Obras y Equipamientos. La rampa de acceso por García Molinas se cubrirá para contribuir al propósito final de la operación: ganar espacio para que los madrileños puedan caminar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
4 comentarios