www.madridiario.es

FERIA DE SAN ISIDRO

El mexicano Isaac Fonseca saluda al público al dar la vuelta al ruedo tras la muerte de su segundo novillo.
Ampliar
El mexicano Isaac Fonseca saluda al público al dar la vuelta al ruedo tras la muerte de su segundo novillo. (Foto: Plaza1)

Fonseca y Burdiel dejaron constancia de sus buenas actitudes, aunque fallaron con los aceros

martes 17 de mayo de 2022, 07:56h
La tarde parecía abocada al desengaño pues los novillos, con buena lámina, del Conde de Mayalde despeñaban sus carnes en la arena venteña, su flojedad les inhabilitaba para la lidia e irritaba a gran parte del respetable; pero afortunadamente las cosas fueron transformándose y en la segunda parte el rumbo de la novillada dio un giro que se deseaba y esperaba.

Santana Claros que abrió la terna, lanceó a su primero con más voluntad que buen resultado pues sufrió enganchones de un novillo que manseó y en el que Isaac Fonseca ya presentó sus credenciales, en su quite reglamentario, con el capote a la espalda con lances muy ajustados que fue muy aplaudido. También Javier Ambel hubo de saludar montera en mano tras dos buenos pares de banderillas.

La faena de muleta la inicia con ayudados por bajo, para continuar con serie con la izquierda y distancia, otra parecida a media altura y cerrada con el de pecho. Las tandas con la mano derecha no terminaron de redondearse resultando desligadas. Mató de estocada contraria entera, resultando enganchado sin consecuencia. Sonó un aviso, silenciándose su labor.

Al que hacía cuarto le recibió con lances meritorios; después, tras una suerte de varas que contó con tres entradas de poca entrega, se fue a los medios para brindar la faena de muleta al respetable, ejecutando una faena de tandas con series cortas por ambas manos, que iniciaba dando distancia y que por las condiciones del estado tenía que reducir las distancias; terminó con adornos por bajo matando de estacada algo desprendida, sonando un aviso antes de que se tumbara el novillos; se silenció su labor.

Isaac Fonseca ya había mostrado su actitud en el primer quite que le correspondió en el primer novillo y así continuó al lancear a la verónica a su primero de su lote, serie que cierra con tres chicuelinas y una ajustada media que hacen sonar las palmas en los tendidos. Buen quite por delantales de Álvaro Burdiel. La faena de muleta la inicia con ayudados por alto, pero el novillo reiteradas veces dobla las manos y el público protestas. Tratar de torear con mesura y a media altura,con suavidad con ambas manos para que el novillo no se caiga. Abrevia y mata de una gran estocada, teniendo que saludar desde el tercio. Pitos al presidente por no devolver el novillo.

En el quinto de la tarde, Fonseca, mostró su raza novilleril y su excelente actitud desde la serie de lances a la verónica que cerró con dos medias y revolera. Aunque el novillo no era un desecho de fuerzas, pues en varas doblo las manos un par de veces, la debilidad pareció transitoria y el buen quite de Álvaro Burdiel fue replicado por Fonseca con el capote a la espalda en una serie que a punto estuvo de acabar en percance que salvó la habilidad del novillero para desplazarse de espaldas. Raúl Ruiz hubo de desmonterarse tras parear. Tras brindar la faena al público se hincó de rodillas en los medios para ejecutar dos pases cambiados por la espalda, siendo muy jaleado por el respetable.

Vuelve a citar de lejos para ejecutar una buena tanda ligada con la mano por abajo y repetir otra con mucho temple, cerrando con un pase por detrás, luego un cambio de mano para ejecutar una tanda con la izquierda de trazo largo. Recibe un achuchón sin consecuencia, que no baja la calidad y el temple, en este caso con la derecha y con mucho mando, rematando con pase cambiado y otro de pecho. Cierra la faena con manoletinas. El público estaba con él, sus ganas y voluntad novilleril habían dado la vuelta a la tarde; pero el acero malogró lo conseguido, media sin soltar, pinchazo y estocada diluyeron el éxito y aunque se pidió el apéndice la presidencia no lo consideró, cerrando su actuación con una aclamada vuelta al ruedo.

Álvaro Burdiel, que se presentaba con caballos en Las Ventas, recibió a su primero con una buena tanda de lances a la verónicacon rodilla genuflexa y rematando con media. En el quite por verónica de Santana Claros, el novillo pierde las manos. Aunque el inicio de la faena de muleta fue con derechazos muy suaves, el novillo sufrió una voltereta los que agudizo la blandura de los cuartos delanteros. Con ambas manos se intentó no forzar al novillo pero de nada sirvió, aunque al final unos adornos muy toreros dejaran constancia del gusto del novillero. Mató de un pinchazo bajo sin soltar y estocada trasera, antes de que sonara el aviso, siendo silenciada su labor.

Al que cerraba festejo lo lanceó en los medios rematando con media rodilla en tierra. El novillo que se arrancó al caballo al relance, le engancho por los cuartos traseros desmontando al piquero, tras lo que Santana Claros realizó un quite capote a la espalda muy ajustado.Brinda al público, e inicia la faena con doblones con la derecha y rodillas genuflexas, continuó con dos tandas de derechazos rematadas con los de pecho; las tandas de naturales resultaron templadas y ligadas; cerró la faena con adornos por bajo. Y de nuevo los fallos a espada, con pinchazo y estocada trasera atravesada, antes de sonar el aviso, difuminaron el triunfo, quedando el reconocimiento en ovación con saludos desde el tercio.

Ficha:
Segunda novillada del ciclo isidril. Dos tercios de entrada. Novillos de Conde de Mayalde, bien presentados, distinto juego, flojos en general.
Santana Claros, silencio tras aviso y silencio.
Isaac Fonseca, ovación y vuelta al ruedo.
Álvaro Burdiel, que se presentaba en Las Ventas, silencio y gran ovación tras aviso.

Santana Claros pasó a la enfermería al término del estejo y presentaba herida por asta de toro en 1/3 medio cara anterior muslo derecho, con una trayectoria ascendente de 15 cm. que produce destrozos en músculo recto anterior. Es intervenido quirúrgicamente y trasladado al Hospital La Fraternidad.

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de Joselito El Gallo. Javier Ambel y Raúl Ruiz hubieron de saludar montera en mano tras banderillear.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios