www.madridiario.es
Proyecto AMBAR de inserción sociolaboral a personas 'trans': formación y trabajo contra la exclusión
Ampliar
(Foto: Patricia Velasco)

Proyecto AMBAR de inserción sociolaboral a personas 'trans': formación y trabajo contra la exclusión

lunes 24 de febrero de 2020, 07:37h

Madrid lleva por bandera la diversidad, en especial la diversidad de orientación sexual y de identidad de género, pero no siempre estas reivindicaciones son fáciles de hacer realidad. La vulnerabilidad a la que se ven sometidas las personas transexuales y transgénero en todo el mundo, y por ende en la capital, ha llevado a que sean necesarias herramientas que permitan la erradicación de cualquier tipo de discriminación hacia ellas.

Una de las más básicas, y sin embargo algo ocultas, es la exclusión laboral. Por este motivo, desde la madrileña Fundación 26 de Diciembre han elaborado el Proyecto ÁMBAR, un plan de inserción sociolaboral dirigido al colectivo trans de la Comunidad de Madrid con el que se pretende, como necesidad primordial, atajar la alta tasa de desempleo en el colectivo trans, que en la actualidad ronda casi el 85 por ciento.

Tal y como indican desde la asociación, este proyecto pretende dar alternativas de formación y empleo a través de itinerarios individualizados y mediante una intervención centrada en diferentes áreas que afectan a la persona, como la formación, el empleo, la vivienda o la salud. Así, el objetivo es ofrecer a estas personas una herramienta “integral” con la que ayudarles más allá del ámbito laboral.

Pedro Bogo, responsable del proyecto, explica a Madridiario que esta es solo una pata más del objetivo que tienen desde la Fundación 26 de Diciembre, la cual también aboga por la búsqueda de la dignificación y el cuidado hasta el final de los días del colectivo LGTBI, una idea que ha culminado en la creación de un Centro Residencial Especializado en mayores LGTBI en el Distrito madrileño de Villaverde.

En este caso, se trata de reinsertar laboral y socialmente a las personas trans que, por su identidad sexual, corren el riesgo de ser marginadas. Así, desde el proyecto ofrecen una intervención continuada de las personas que recurren a ellos. En primer lugar, se les atiende de manera personalizada e individualizada, tratando de ofrecerles apoyo psicológico y asesoramiento académico.

Así, Bogo relata cómo se trata de orientar a los usuarios sobre qué tipos de cursos o formaciones llevar a cabo, dependiendo de sus gustos y de la realidad en la que vivan. “Ofrecemos una formación específica para el colectivo trans, que va desde peluquería y estética hasta atención al cliente o sociosanitaria”, explica el responsable.

Esta formación se lleva a cabo contando con hasta 52 empresas y marcas –como Pantene, las peluquerías ‘Corta Cabeza’ o la escuela de moda ‘Work Shop Experiencie’- las cuales ofrecen prácticas a los estudiantes de estos cursos. “Además de que se ofrece la posibilidad de trabajar a personas trans, por otra parte se lleva a cabo un trabajo de sensibilización en los sectores empresariales sobre la situación del colectivo en el mundo laboral”, comenta Bogo.

Asimismo se pretende establecer convenios de colaboración con empresas que, por un lado, faciliten el desarrollo de prácticas profesionales y por otro, fomenten la inserción laboral si tienen un buen desempeño. De esta manera, una vez finalizado el periodo práctico, el Proyecto ÁMBAR continúa haciendo un acompañamiento integral de la persona hacia el mundo laboral. En este sentido se ha creado la ‘Red ÁMBAR’, una red de empresas que impulsan y apoyan la inserción laboral de las personas trans del proyecto creando espacios seguros y libres de transfobia.

El caso de Antonella

Antonella Toledo tiene 44 años y lleva casi un cuarto de siglo en España. Vino desde Ecuador y cuenta a Madridiario que ha vivido en varias ciudades españolas, pero que desde hace tiempo reside en Madrid. Hace tres meses recurrió a la Fundación ÁMBAR para tratar de encontrar “una actividad que me reinsertara dentro del mundo laboral”, dado que llevaba tiempo sin estar contratada de manera fija.

Me han puesto muchas trabas a la hora de trabajar, sobre todo cuando leían mi nombre y veían que mi apariencia física no concordaba”, recuerda.

Según relata, se enteró de la labor que hacían desde la Fundación 26 de Diciembre con el colectivo trans a través de otra organización y “de vecinos del barrio” de Lavapiés, en el que se encuentra la sede (calle Amparo, nº 27). “Cuando llegué estaba en un momento muy bajo a nivel emocional y enseguida me recibieron y atendieron de manera muy cordial”, asegura Antonella, que no deja de transmitir alegría durante toda la conversación.

Me abrieron un abanico de colores en base a pequeñas oportunidades”, asegura. Tal y como cuenta, al principio ella estaba interesada en hacer un curso atención sociosanitaria, pero desde el proyecto le recomendaron empezar por otro tipo de formación debido al momento personal y emocional en el que se encontraba. "Acabé ese curso y empecé con el que yo quería”, cuenta a Madridiario, sin dejar de apostillar que “estudio mucho todos los días y apruebo todo con buenas notas”.

Para Antonella el Proyecto ÁMBAR ha supuesto más que un empujón en lo laboral: “Me han ayudado más allá de buscar un empleo o formarme, me han dado confianza en mí misma y también mucha positividad”, explica la alumna, que asegura haber conseguido “estabilidad emocional”. “Al final todo está relacionado”, dice.

Financiación

La financiación del proyecto parte, por un lado, de subvenciones ofrecidas por el Fondo Social Europeo, y por otra parte, de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, dirigida por Alberto Reyero. Asimismo, desde ÁMBAR recalcan el apoyo y respaldo que reciben desde el Ayuntamiento de Madrid, en especial en lo relativo al área psicosocial.

Este mismo mes, el consejero recalcó durante el Pleno de la Asamblea de Madrid celebrado el pasado 13 de febrero, la relevancia de impulsar los derechos del colectivo LGTBI y erradicar cualquier tipo de discriminación hacia este. Por ello, puso en relieve la importancia del funcionamiento del Consejo LGTBI de la Comunidad de Madrid, cuyo Proyecto de Decreto está hasta el 21 de febrero en proceso de consulta pública.

El Consejo será un espacio de participación ciudadana en materia de derechos y deberes de las personas LGTBI y un órgano consultivo que podrá aportar propuestas de mejora en la actuación de los servicios públicos de las Administraciones madrileñas. En él estarán representadas las asociaciones que trabajen principalmente a favor de los derechos de las personas LGTBI y personas y profesionales que hayan destacado por su trabajo y su experiencia en este ámbito.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.