www.madridiario.es

Por qué estudiar idiomas en el extranjero

Por MDO
jueves 24 de noviembre de 2022, 10:59h

La globalización y el incremento de los viajes y las relaciones con otros países hacen necesario conocer otros idiomas. Inglés, francés, alemán, chino son idiomas cada día más demandados por estudiantes y profesionales.

Por qué estudiar idiomas en el extranjero

Las empresas se internacionalizan a toda prisa para poder competir en un mercado mundializado. En la esfera privada, lo normal es que cualquier familia tenga miembros que están en otros países. Saber idiomas es una herramienta para mejorar nuestra educación, pero también sirve para relacionarnos adecuadamente y tener más oportunidades de trabajo.

El aprendizaje de idioma debe ser continuo, debe ir más allá de la academia local. Está demostrado que el proceso de inmersión lingüística inmersión lingüística que supone vivir durante un tiempo rodeado de nativos, hablando y escuchando todo el día ese idioma que queremos aprender, es muy positivo y se consigue un gran nivel. Aprendemos de forma natural y mucho más rápido.

Y este proceso de inmersión es recomendable en cualquier etapa de nuestra vida, en cualquier nivel de estudios o profesional en el que nos encontremos. Así, encontramos programas para niños que están en la ESO y también programas para estudiantes universitarios o graduados.

Estudiantes de primaria y secundaria (10 - 16 años)

En la educación primaria, a partir de los diez años, hay programas especialmente diseñados para esta etapa educativa. La duración dependerá de las necesidades y posibilidades de la familia. En cualquier caso, siempre se consigue un alto grado de inmersión y se refuerza mucho el aprendizaje de un segundo idioma gracias a ese periodo de convivencia con nativos.

Estas son las modalidades de aprendizaje de idioma más habituales:

  • Cursos de 2 hasta 24 semanas en países como Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Australia, Malta, Francia, etc. Son ideales para una primera toma de contacto y el alumno termina con un gran progreso en el idioma extranjero, además que supone una gran experiencia vital para el alumno.
  • Cursar un año de la ESO en el extranjero. Durante este periodo, el alumno continúa con sus estudios obligatorios, pero en otro país. La inmersión es absoluta: se relacionan con otros compañeros, estudian y viven en otro idioma nativo.

Estudiantes de bachillerato (16 - 18 años)

También es posible hacer un curso completo de bachillerato en otros países. Solo tenemos que estar atentos a los requisitos y elegir un país en el que se pueda desarrollar. El alumno ya es más maduro y consigue grandes resultados gracias a esa inmersión lingüística. También le servirá para prepararse mejor para su futuro.

Universitarios (18 - 25 años)

Existen programas de estudios universitarios (cursos, doctorados y másteres) en los que el alumno, además de continuar con su formación, está perfeccionando el aprendizaje del idioma que necesitará en su futuro profesional. Este periodo de formación es un plus muy valorado por las empresas.

Adultos y profesionales (25 años o más)

Más allá de nuestra vida académica, cuando ya somos adultos y profesionales, seguimos formándonos continuamente. Un periodo de inmersión en el idioma y la cultura de otro país sirve para reforzar nuestro currículum, además de adquirir conocimientos y experiencias válidas para nuestra carrera profesional.