www.madridiario.es

El Ayuntamiento aprueba una bajada de IBI del 7% casi general

Por MDO/E.P.
miércoles 23 de diciembre de 2015, 16:38h
El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de uso residencial bajará un 7 por ciento en el cien por cien de los recibos en 2016, tal y como se ha aprobado con los votos de Ahora Madrid y PSOE en el Pleno de Madrid en el que se ha dado luz verde a las ordenanzas fiscales de 2016, que suponen un aumento de la recaudación en 103 millones, con "un reparto más equitativo de la carga tributaria".
Como contrapartida a la bajada del IBI residencial, suben los tipos de gravamen diferenciados entre el 7 y el 9 por ciento para el 0,31 por ciento de los inmuebles de mayor valor catastral, distintos de los residenciales. También disminuye un 7 por ciento el IBI para los inmuebles no residenciales que no están encuadrados en el tipo diferenciado, los de valor catastral más elevado y, por tanto, en los que sí sube el IBI. Todo el paquete de medidas fiscales relacionadas con el IBI supondrá un incremento en la recaudación de 48 millones de euros.

El próximo año habrá también modificaciones en las bonificaciones y exenciones a inmuebles del Patrimonio Histórico que realizan actividades lucrativas, no prorrogándose la exención del 80 por ciento del IBI del que disfrutaban hasta ahora. La medida afectará a 2.843 recibos (ingresos por valor de 12.260.374 euros).

Las familias numerosas con rentas más bajas y cuya vivienda habitual tenga un valor catastral entre los 204.000 y los 408.000 euros continuarán recibiendo los mismos porcentajes de bonificación (entre un 60 y un 90 por ciento, según ostenten la categoría general o especial). También aumenta del 25 al 40 por ciento la bonificación por instalación de sistemas de aprovechamiento de la energía solar térmica y se establece una nueva bonificación del 95 por ciento, el porcentaje máximo que la ley permite a favor de los centros públicos de investigación.

Habrá una actualización general de los coeficientes de situación en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE): sube en un 10 por ciento los coeficientes de situación del IAE correspondientes a las calles de categorías 3 a 9 y un 7,87 por ciento hasta alcanzar el tope legal para las vías de categoría 2. En general, esta medida sólo afecta a aquellos empresarios cuya cifra neta de negocios supera el millón de euros, que son los que tributan por el IAE.

En cuanto al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) se restaura la bonificación para incluir las ventajas a los primeros 45.000 euros de obras y mantener la ayuda por fomento del empleo dadas las circunstancias sociales y económicas actuales.

Las ordenanzas fiscales incluyen una nueva tasa, la de prestación del servicio de gestión de Residuos Urbanos de Actividades (TRUA). Tiene por objeto la prestación del servicio de gestión de residuos urbanos generados en inmuebles en los que se ejerza algún tipo de actividad comercial, industrial, profesional, artística, administrativa, de servicios, sanitaria u otras análogas, por considerar que la mayor parte de los problemas medioambientales surgen como consecuencia del desarrollo económico e industrial de las ciudades.

A diferencia de la tasa de basuras vigente hasta 2014, la TRUA no se aplicará a las viviendas e inmuebles de uso residencial, así como a los de uso catastral almacén-estacionamiento. La cuota tributaria se compone de dos elementos: una cuota fija anual, en función del tramo de valor catastral del inmueble y del uso catastral a que se destine; y una cuota de generación (no aplicable a los usos oficinas y edificio singular), que responde a la realidad de que no todas las actividades generan la misma cantidad de residuos.

Supondrá que determinadas actividades económicas aporten más de 38 millones de euros a la financiación municipal. En la configuración de la cuota de este tributo se han conciliado los principios de capacidad económica, de provocación de costes y los de economía y eficacia en la gestión del mismo. En todo caso, la cuota resultante no podrá superar los 20.000 euros.

Por otro lado, se reducen un 32 por ciento los precios en el primer año de utilización de las oficinas del vivero. A partir de los doce meses, la rebaja es del 9,5 por ciento. Si hasta ahora el importe del metro cuadrado ascendía a los 10,53 euros, a partir del 1 de enero baja hasta los 7,15 euros/m2 los primeros doce meses y luego 9,53 euros/m2.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios