www.madridiario.es

Diario de una pesadilla (24)

jueves 16 de abril de 2020, 13:21h

Dice el expresidente Felipe González que “el error en política es perdonable pero que lo que no es perdonable es la estupidez”. Pide que funcionen los parlamentos telemáticamente porque lo que no se puede interrumpir es la vida democrática y la toma de decisiones para legislar. El poder legislativo lo tiene el parlamento, sede de la soberanía nacional. Por lo tanto, todo parado, no. La política debe seguir su curso y más en estos momentos de máxima gravedad.

Y seguimos a vueltas con los datos que no cuadran. Los datos recogidos por la Consejería de Sanidad de la Comunidad no son los mismos que recoge el ministerio. ¿Pero por qué? Dicen que el motivo está en los fallecidos en las residencias y en sus propias casas. El ministerio no recoge o no quiere recoger aquellos que han fallecido con síntomas compatibles con el Covid-19. En total, la cifra de fallecidos en Madrid compatibles con el coronavirus se dispara hasta los 11.525 casos. Por favor, necesitamos saber la magnitud de la situación que estamos viviendo.

Entre medias siempre la gente, la buena gente que se deja la piel con cada enfermo, con cada anciano, con cada persona necesitada en esta pandemia que ha sacado lo mejor de nosotros mismos. Quizá sea el único arcoíris entre tanto chaparrón.

Nunca me había encontrado con tantos amigos por whatsapp. He hecho grupos de amigos de la infancia, del colegio, de la universidad de joven y de la universidad de adulta. Amigos de los que no sabía nada pero ahora, estamos “reseteando” nuestra vida. Es cómo reconocer a la gente que queremos que han sido fundamentales en nuestra vida. No está mal reconocerlo aunque sea porque sentimos cerca este tsunami del virus.

Hay personas que han logrado aislarse, sinceramente no sé cómo lo han conseguido. Ayer llamé a una profesora de Instituto que me dijo que no quería saber nada del tema “coronavirus” y que ella estaba centrada en sus clases “on line”. ¡No tenía ni idea de cifras, ni de morgues, ni de contagios! ¡Nada! Ajena al cataclismo en el que nos encontramos. Creo que su salud mental estará mejor que la nuestra que seguimos paso a paso este día.

Digo yo que saldrá a la farmacia o a hacer la compra y verá el esperpento en el que hemos convertido “esa hazaña”. Ayer me llegó por Internet un video de personas que han decidido ponerse botellas vacías de seis litros de agua en la cabeza como pantalla protectora. Algunos incluso van con la escafandra de Darth Vader, a lo Star Wars. Otros se ponen bolsas de plástico en la cabeza, cuando siempre nos habían dicho lo peligrosas que son. En fin, el ingenuo humano para protegerse del virus. Ir a la compra parece una película de terror con algunos de estos “encuentros” en la tercera fase.

Todos tenemos ganas de que esto acabe cuanto antes. Por lo pronto el verano es nuestra meta. Los niños dicen que volverán a recuperar clases extras en julio. Por lo tanto, la pesadilla para comienzos del verano es posible que ya haya terminado. ¡Ánimo! ¡Un día más es un día menos!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios