www.madridiario.es

No bajes la guardia: #póntela

viernes 17 de julio de 2020, 07:00h

Confinados en casa, sin apenas poder salir a la calle salvo para realizar tareas esenciales como hacer la compra o pasear al perro. Esa fue la situación que tuvimos que soportar los madrileños durante tres largos meses por culpa de la pandemia del COVID-19.

No hay duda de que el aislamiento fue duro, pero efectivo. Se consiguió detener la rápida propagación comunitaria del virus entre la población en general, y en especial entre los mayores, los más vulnerables, evitando que el sistema sanitario se viera abocado a un colapso de consecuencias incalculables en vidas humanas. Gracias a ese esfuerzo común hemos alcanzado por fin la “nueva normalidad”. Hemos vuelto al trabajo, nos hemos reencontrado con la familia y amigos, disfrutamos de las terrazas, vamos de compras a cualquier establecimiento y practicamos deporte en compañía y sin limitaciones de horarios.

No obstante, una minoría parece haber olvidado las consecuencias del COVID-19 en nuestra región: 70.000 contagiados, casi 15.000 fallecidos, miles de familias sufriendo por perder a sus seres queridos sin ni siquiera despedirse de ellos y un esfuerzo sobrehumano por parte del personal sanitario, de emergencias, de seguridad del transporte o de la alimentación.

Si bien la irresponsabilidad no tiene edad, es cierto que son sobre todo los más jóvenes quienes ya parecen haber perdido el respeto por esta enfermedad tan letal. Ni llevan (bien) puestas las mascarillas, ni guardan la distancia social adecuada, medidas imprescindibles para evitar contagiar y ser contagiados, movidos por un estado de euforia y de fiesta. En realidad no hay nada que celebrar. El virus sigue ahí oculto, en las calles y en los espacios cerrados. Cada día están apareciendo nuevos rebrotes con decenas de nuevos contagios que terminan, en algunos casos, con personas hospitalizadas.

Es más importante que nunca no bajar la guardia y continuar cumpliendo con las medidas sanitarias que recomiendan los expertos: mascarilla, distancia social y lavado frecuente de manos. Únicamente con estas medidas se podrá poner coto a los rebrotes y disminuir el número de contagiados y fallecidos. Tenemos que ser conscientes de que debemos vivir con estos protocolos hasta que no se encuentre una vacuna o tratamiento plenamente eficaz frente al COVID19. La lucha contra la pandemia es tarea de todos. No olvides que las segundas oleadas suelen ser mucho más virulentas que las primeras.

¿Te imaginas tener que confinarte otros tres meses o incluso más tiempo? ¿Y si no puedes abrazar a tu familia o a tus seres queridos durante otros tres meses? ¿Qué ocurriría si le fallamos a los sanitarios a los que tanto hemos aplaudido y los hospitales vuelven a llenarse hasta el punto de casi colapsar? Por eso, sé responsable y actúa en consecuencia. Ponte la mascarilla.

Elena Álvarez Brasero

Diputada de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios