www.madridiario.es

Se ha descubierto un corte de los cables de radioteléfono de una cabina

Metro de Madrid detecta daños intencionados en algunos trenes

Metro de Madrid detecta daños intencionados en algunos trenes

Por MDO/Efe
miércoles 07 de febrero de 2007, 00:00h
Metro de Madrid ha detectado averías y daños intencionados en los trenes estacionados en las cocheras, como el corte de los cables de radioteléfono de la cabina. Este mismo lunes la compañía anunciaba la apertura de una investigación para averiguar quién facilitó el acceso a la cabina de un convoy de la línea 6 (circular) a una persona ajena a la compañía justo diez minutos después de que se solventara una avería informática.

Metro de Madrid ha detectado que en los depósitos de cocheras se están produciendo daños en los trenes estacionados, como el corte de los cables de radioteléfono de cabina. En un comunicado hecho público esta tarde, la compañía informa de que la semana pasada hubo dos trenes afectados por tales actos. Por tal motivo, Metro de Madrid prevé incrementar los servicios de vigilancia en estas instalaciones para identificar a los causantes de dichos actos.

La compañía expresa además su preocupación por los daños que estas acciones suponen "para el prestigio de la empresa y para las labores que desempeñan los empleados del suburbano", así como los efectos que provocan en la calidad del servicio.

Este mismo lunes, en otro comunicado, la compañía anunciaba la apertura de una investigación interna que permita averiguar quién o quiénes facilitaron el acceso a la cabina de un convoy de la línea 6 (circular) a una persona ajena a la compañía, según parece, un periodista. La nota de la Consejería indica -sin que parezca que exista relación alguna entre ambos hechos-  que tal presencia se produjo diez minutos después de que se solventara una avería informática que  provocó la suspensión del servicio entre las 9.45 y 9.53 horas entre las estaciones de Argüelles y Cuatro Caminos.

Las normas de la compañía impiden, por motivos de seguridad, el paso de cualquier persona a la cabina del conductor del metro sin previa autorización. Para acceder a la cabina de los trenes se requiere un permiso expreso de la Dirección de Operaciones. El incumplimiento de esta norma lleva aparejado una sanción comprendida entre los tres y siete días de suspensión de empleo y sueldo.

Estos hechos se producen en la línea 6, que ha venido sufriendo interrupciones en su servicio, según Metro de Madrid, "en muchas ocasiones por causas ajenas a su funcionamiento".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios