www.madridiario.es
Desarticulada una red que introducía cocaína por Barajas mediante personas 'correo'

Desarticulada una red que introducía cocaína por Barajas mediante personas 'correo'

miércoles 27 de agosto de 2008, 00:00h
Una investigación iniciada por la Ertzaintza el pasado mes de junio en Gipuzkoa permitió un decomiso de cocaína a gran escala la pasada semana en el aeropuerto de Barajas. En el operativo, dirigido por el Juzgado número 2 de Eibar, participaron agentes de la Policía vasca en coordinación con agentes del Cuerpo Nacional de Policía y la colaboración de la Brigada Central de estupefacientes.
La actuación policial permitió llevar a término una investigación relacionada con el tráfico de drogas iniciada por agentes adscritos a la Comisaría de la Ertzaintza de Eibar a principios del presente año, que dio como resultado la detención de cuatro traficantes de droga.

Según informó este miércoles el Departamento vasco de Interior, al hilo de dichas pesquisas, la coordinación entre ambas policías permitió la incautación en el aeropuerto de Madrid-Barajas de más de diez kilogramos de cocaína de gran pureza y la detención de otros cinco narcotraficantes. De esta forma, ha sido desarticulada una red de distribución de cocaína que introducía dicha sustancia estupefaciente en España por medio de personas 'correo'.

Cocaína en el Bajo Deba
Las averiguaciones efectuadas por agentes adscritos a la comisaría de la Ertzaintza de Eibar facilitaron información sobre una trama de tráfico de cocaína cuyo ámbito de distribución se concentraba en la comarca del Bajo Deba. La red estaba conformada por varios traficantes que a su vez contaban con camellos de menor entidad que vendían la droga en localidades de la citada comarca.

Tal y como se pudo determinar, la droga llegaba a España procedente de Bolivia, vía aeropuerto de Madrid-Barajas, donde era recogida por uno de los miembros de la red, que era el contacto con los traficantes guipuzcoanos.

Según las investigaciones desarrolladas por la Ertzaintza, los narcotraficantes "reclutaban" personas para hacer las veces de "correos" e introducir la cocaína en nuestro país. Una de las modalidades era alojar la droga en el interior del cuerpo de dichos individuos, denominados "mulas" en el argot del tráfico de estupefacientes.

Estos "correos" o "mulas" viajaban a sudamérica y, tras pasar allí un periodo de tiempo, regresaban portando en el interior de su cuerpo una media de dos kilogramos de cocaína pura distribuida en bolas selladas, al objeto de poder atravesar de esta forma los controles de seguridad del aeropuerto de Barajas.

Arresto de traficantes
Llegados a dicho punto de la investigación, a mediados del pasado mes de junio, agentes adscritos a la Comisaría de Eibar procedieron al arresto de cuatro de los presuntos traficantes que conformaban una de las ramificaciones de la red de tráfico de drogas.

Los arrestados fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Eibar, cuyo titular dispuso del atestado policial llevado a cabo por la Ertzaintza. En dichas diligencias, se identificaba al enlace de los traficantes que actuaban en Gipuzkoa, que era el encargado de recoger la cocaína que llegaba al aeropuerto de Barajas a través de los "correos" o "mulas" y su función era poner en circulación dicha droga en las vías de distribución de la red.

A partir de la información desprendida de las citadas diligencias, y dado el ámbito de actuación del citado traficante, la titular del citado juzgado de Eibar acordó la participación en la investigación de Agentes del Cuerpo Nacional de Policía en colaboración con la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Judicial.

Al hilo de las averiguaciones iniciadas por la Ertzaintza y a partir de ese operativo coordinado, los responsables de la investigación pudieron identificar al resto de los componentes de la trama, además de las funciones de cada uno de sus miembros en el organigrama de la citada red de narcotraficantes.

"Correo" en Barajas
El pasado jueves, día 21 de agosto, agentes que participaban en el dispositivo procedieron al arresto de uno de los "correos" en el aeropuerto de Madrid-Barajas, cuando regresaba en vuelo procedente de Bolivia. Dicho individuo llevaba consigo, ocultos en el interior de una maleta habilitada con dos dobles fondos, un total de 10,100 kilogramos de cocaína.

La droga venía distribuida en doce paquetes: doce bolsas de plástico cerradas al vacío y recubiertas con una sustancia para no ser detectadas por los sistemas de seguridad del aeropuerto. Tras el arresto de dicho "correo", se precipitaron las detenciones de otras cuatro personas, todas ellas responsables de la citada red de tráfico de cocaína.

La cocaína decomisada en estado puro hubiera alcanzado en el mercado ilegal de distribución un valor aproximado de 300.000 euros, cifra que se vería incrementada notablemente tras ser "cortada" para su distribución y venta a pie de calle.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios