www.madridiario.es
Comercios de toda la vida

Comercios de toda la vida

Cinco tiendas de López de Hoyos han sido reconocidas por su trayectoria

Por Mamen Hernández
lunes 05 de febrero de 2007, 00:00h
José Luis Cortés abrirá hoy su tienda como lleva haciéndolo toda la vida. Ha cambiado mucho, pero su esencia es la misma de siempre. Y es que la mercería Arca de Noé puede presumir de contar con más de 98 años de existencia.  La Comunidad de Madrid acaba de reconocer con una placa su trayectoria comercial junto a otros cuatro comercios de la zona. El presidente de CECOMA y vicepresidente primero de la Cámara de Comercio, Salvador Santos Campano afirmó a MDO que  “se ha premiado no sólo la antigüedad de los establecimientos sino el cambio generacional que ha mantenido la vigencia de los mismos”.  

La mercería Arca de Noé en la calle López de Hoyos rebosa clientela. Bobinas de todos los colores, medias, fajas…en la tienda de José Luis Cortés hay de todo. La fundó su abuelo un 13 de octubre de 1908 y ha pasado de generación en generación hasta llegar a José Luis y a su hijo David, que junto con su hermana ayuda en el comercio. Pero con el paso de los años la mercería ha cambiado mucho.  El edificio era mucho más grande, pero se reformó tras el ensanche de la calle y ahora “ha quedado en la tercera parte de lo que fue en el año 67”, dice el propietario.  Además de no conservar su estética original, también ha sufrido un giro en las ventas.  “En un principio mi abuelo vendía todo tipo de artículos. Era droguería, perfumería, ferretería e incluso teníamos artículos infantiles -recuerda el propietario- pero con el tiempo se especializaron en el sector textil”.

José Luis busca en su memoria para recordar qué artículo pudo ser el primero que vendió, “pero era muy joven, lo habré vendido teniendo once o doce años”. Y es que tanto él como su hijo David “hemos compatibilizado los estudios con el trabajo en el comercio”. La mercería no está sólo en la calle López de Hoyos, sino que también tiene un hueco en la red. La familia Cortés pensó que era una buena forma de que la gente conociese la tienda y se lanzó a las nuevas tecnologías. “La gente busca en la página web de la tienda cosas específicas y ya hemos vendido varios artículos. A veces nos llaman desde Almería o Zaragoza porque se han metido en Internet y nos conocen por eso”.

A escasos metros de la tienda, se encuentra la Ferretería Sirera. Es algo más joven que el Arca de Noé, pero también han pasado por ella cuatro generaciones. Miguel Rodríguez Santiago, su propietario, señala que “sabemos que ya existía en 1919, pero no encontramos documentación sobre ello hasta 1924”. “Yo empecé a trabajar a los 12 años y tuve que aprender a medir con el sistema sexagesimal, habituarme al doce en lugar de al 10”.  Muy sonriente, Miguel afirma que “nosotros somos un mal, nadie entra aquí por placer, todos vienen porque se les ha estropeado algo”. Además, como curiosidad “el 99 por ciento no sabe pedir por su nombre lo que quiere, y a veces deducimos lo que necesitan”.

Este ferretero afirma que “nací en medio de la calle porque hace años la tienda llegaba hasta la mitad del Camino Viejo de Hortaleza, que era como se llamaba la vía. En 1993 se reformó y recuperamos el arbolado". Los cambios no sólo se dieron en la calle, sino, según Miguel, “ha habido cambios tanto a nivel profesional como personal, la necesidad del utillaje es diferente”.

Reconocimiento a la trayectoria
Tanto José Luis como Miguel han recibido una placa en reconocimiento por su trayectoria comercial. “Es un satisfacción no tanto mía, sino de recuerdo”, señala Miguel.   José Luis también se muestra contento con este galardón y para él “es un culto a sus antecesores y espero que mi nieto recoja otra placa. En menos de dos años la mercería llegará a ser centenaria". 

Junto a la mercería y ferretería también han recibido un galardón la Papelería Vicente, la Farmacia Cantón y la Perfumería Océano. Para el vicepresidente primero de la Cámara y presidente de CECOMA, Salvador Santos Campano, con estas placas  “se ha premiado no sólo la antigüedad de los establecimientos sino el cambio generacional que ha mantenido la vigencia de los mismos”.  

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios