www.madridiario.es
La Comunidad restaura el órgano neogótico de la parroquia del Perpetuo Socorro

La Comunidad restaura el órgano neogótico de la parroquia del Perpetuo Socorro

martes 29 de julio de 2008, 00:00h
La Consejería de Cultura y Turismo ultima la labor de restauración del único órgano neogótico de la Comunidad de Madrid situado en el Santuario de la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. El órgano, construido en 1902 con estética romántica por la Casa francesa J. Merklin es, por su tamaño, sonoridad y estética uno de los seis más importantes de España.
El director general de Patrimonio Histórico, José Luis Martínez Almeida, visitó este martes la obra de restauración del instrumento, en el que se han invertido 260.000 euros y que forma parte del Plan de Recuperación de órganos de la Comunidad de Madrid, proyecto que contempla la rehabilitación anual de uno o dos instrumentos protegidos. Martínez explicó que, "tras un laborioso estudio, se constató el precario estado de conservación" en el que se encontraba el órgano por lo que, en 2005 la Consejería decidió incluirlo dentro del citado Plan de Recuperación.

El organero encargado de su restauración, Santiago Orta, señaló que el instrumento fue dotado originalmente de un sistema de mecánica y transmisión "poco fiable, fruto del momento experimental que el arte de esta maquinaría vivía en aquella época". "Los elementos de este instrumento eran de una magnífica calidad pero la parte mecánica del mismo era poco eficaz", añadió. Por ello, a lo largo de su historia ha sufrido distintas intervenciones con el fin de mejorar y subsanar los efectos de su diseño. "Sin embargo, a la larga, estas acciones han hecho que pierda gran parte de su autenticidad sonora", matizó.

Orta explicó que "hace tres años se comenzó a liberar el barniz sintético que cubría el mueble del órgano para tratar la superficie de madera, readherir los elementos sueltos y remodelar los sistemas de sujeción de la zona baja". En 2006 se acometieron los trabajos de restauración de la parte sonora.

Para ello, se intervinieron las piezas de tubería original, que aunque se conservaban en su totalidad, estaban colocadas fuera del lugar destinado dentro del instrumento lo que hacía peligrar su conservación. "Se trató de una labor muy delicada de desmontaje y traslado de los 1.554 tubos sonoros, de los cuales 124 son de madera y 1.430 son de metal", indicó Orta.

Una vez restaurado el mueble y la parte sonora, en 2007, se dotó al órgano de un sistema mecánico que permitió rehabilitarlo como un instrumento destinado a conciertos, actividad para la que se había concebido.

El asesor en materia de órganos de la dirección general de Patrimonio Histórico, Felipe López, destacó que el órgano dispone de tres teclados manuales y un teclado de pedales lo que, según el organero encargado de su restauración, supone "una gran innovación técnica cuando se construyó, que confirmaba la entrada en Madrid de las escuelas modernas europeas, iniciada en 1884 con el Cavaillé-Col de San Francisco el Grande".

Recuperación de órganos

López resaltó que "uno de los aspectos que hacen de este instrumento una pieza única, y  por el cual se incluyó dentro del Plan de Restauración es el hecho de que conserve casi toda la tubería original". "Además de su sonoridad, se trata de un instrumento de gran valor estético que se encuentra ubicado en el interior de un edificio neogótico que, a lo largo de sus 100 años de vida, ha tenido una gran actividad musical como instrumento litúrgico y de divulgación".

López concluyó que de los 132 órganos registrados en la Comunidad se han protegido ya 40 de manera específica como parte del Inventario de Bienes Culturales de la Comunidad de Madrid y uno, el del Convento de las Comendadoras de Santiago se ha incoado como Bien de Interés Cultural.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios