www.madridiario.es
El Teatro Valle-Inclán se cubre de color con la obra del artista Mario Rey

El Teatro Valle-Inclán se cubre de color con la obra del artista Mario Rey

Por MDO/Efe
miércoles 09 de julio de 2008, 00:00h
La fachada del Teatro Valle-Inclán, situado en la madrileña plaza de Lavapiés, es el escenario, desde este miércoles hasta el 9 de septiembre, de una instalación del artista Mario Rey, que ha definido su obra "Dream" como una "escenografía de calle" donde pretende humanizar el espacio.
El edificio, una de las sedes del Centro Dramático Nacional, se ha teñido de color a través de una serie de piezas de vinilo que cubren los 2.500 metros cuadrados de los hasta ahora sobrios muros del teatro.

El responsable de este proyecto, el artista Mario Rey, ha explicado que con este "reto creativo" ha tratado de convertir el exterior del teatro en "un fondo escénico donde los espectadores están en la calle y pueden percibir el mundo, en este caso el barrio de Lavapiés, de una forma diferente".

Rey, natural de Santander, trabaja con las ciudades y sus arquitecturas convirtiéndolas en escenarios donde se desarrollan acciones. Esta fijación por los espacios abiertos y de gran tamaño tiene un objetivo básico: acercar al ciudadano a un inmenso cuadro. "Comencé haciendo pintura abstracta y fotografías de la calle, después continué pintando sobre fotografías y más tarde me pregunté por qué no pintar sobre algo real", ha comentado el artista.

De este modo, el Teatro Valle-Inclán luce ahora una fachada en la que la idea de la instalación, que 'a priori' "puede parecer gratuita", no lo es. Se trata, ha afirmado Rey, "de unir un grupo de elementos de manera ordenada y transmitir sensaciones a través del color".

Rey planteó su proyecto, que será la portada de la página web del Centro Dramático Nacional a lo largo de todo el verano, tras estudiar la psicología del color y la percepción del ojo humano, temas que despiertan un gran interés en el artista. "Cada persona recibe un mensaje distinto y hace una interpretación diferente de la obra, se generan así nuevas situaciones", ha asegurado.

Además, este inmenso cuadro tiene un "carácter onírico" que persigue que el espectador reciba un mensaje positivo: "Que despierte una mañana y se encuentre con que Lavapiés ha cambiado", ha afirmado el autor de la pieza.
Esta forma de arte urbano es una mezcla, según Rey, de "artes plásticas tradicionales y arquitectura, en la que también intento mezclar las cosas callejeras con las cosas más clásicas", ha concluido.

El artista es responsable también de las intervenciones públicas "Rainbow project" , "White Rain" y "Visiones urbanas", todas ellas realizadas en Santander en los últimos años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios