www.madridiario.es
Lavapiés, en primer plano

Lavapiés, en primer plano

lunes 29 de enero de 2007, 00:00h
Lavapiés se siente. Un simple paseo hace evidente que se trata de uno de los barrios más genuinos y auténticos de Madrid. Sus gentes y la pluralidad que se percibe en sus plazas y calles no dejan indiferente a nadie. El objetivo de la cámara de dos vecinos, Alberto García y Agatha Maciaszek, ha tratado en los últimos tres años de reflejar esa realidad de un barrio que, a pesar de haber recibido numerosas inversiones en su rehabilitación, se siente abandonado por los políticos. El resultado es ‘A ras de suelo’, un documental independiente que muestra Lavapiés tal como es. Una mirada desde primera fila, desde una ventana situada en plena calle.
Alberto vive en Lavapiés desde hace nueve años. Agatha suma ‘tan sólo’ cuatro. Pero ambos hablan del barrio como si fueran vecinos de toda la vida. Como los más veteranos del lugar. Parte de esa pasión que sienten por Lavapiés la reflejan en ‘A ras de suelo’, una película que evidencia lo bien que conocen el barrio y a las personas que habitan en sus calles. Y todo rodado sin necesidad de actuación. Los vecinos de la zona valen por sí mismos para, con sus testimonios y conversaciones, ser los protagonistas naturales del documental.

“Queríamos rescatar la dignidad de todas las personas que viven aquí, tienen voz y nombre” dice Alberto al tiempo que comenta que la imagen que siempre se suele mostrar de Lavapiés no es la que le corresponde. “Se muestra su pluralidad por un lado y su peligrosidad y decadencia por otro, son tópicos no del todo ciertos”, asegura. Agatha señala que “no hemos sacado nada morboso, simplemente hemos descubierto a las personas del barrio, dejándoles que hablen de forma natural ante la cámara”. “A veces sólo grababas y luego veíamos que había ‘magia’”, añade Alberto sobre las sucesivas conversaciones que aparecen en la película, las mismas que uno puede encontrar en un sencillo recorrido por Lavapiés, que reflejan ante todo la distancia existente entre los vecinos y los políticos.

“Leí un día que en Lavapiés se han invertido en los últimos años 44 millones”, dice Alberto, “pero la realidad es que se ha cambiado el barrio de forma poco democrática”.  Ambos aseguran que los vecinos han tenido poco margen de decisión sobre lo que se hace en su entorno y por eso se sienten olvidados por los políticos. “Hay un proceso de rehabilitación que no ha gustado. Por ejemplo, se ha primado el hormigón sobre los problemas sociales”, comentan. De esta forma, ‘A ras de suelo’ se convierte en una sucesión de testimonios que resumen las principales reivindicaciones de los vecinos, “unas reclamaciones que, a veces, no interesan”.

La cinta partió como denuncia sobre el “esperpéntico” estado del Centro de Salud de la calle Tribulete, ahora sustituido por el situado en la primera planta del Mercado de San Fernando. La película concluye con la inauguración del nuevo, y polémico, Teatro Valle-Inclán, “que sigue aún levantando críticas”. “La película nació por algo muy concreto pero al final decidimos ir más allá saliendo a la calle y retratando la realidad del barrio charlando con la gente”, dice Alberto. Todo desde la espontaneidad de varios personajes que nos dan a conocer Lavapiés y su verdadera forma de ser.

“A la gente del barrio le ha gustado la película, a la de fuera también aunque algunos no la han entendido del todo”, asegura de nuevo Alberto. ‘A ras de suelo’ es un espejo de Lavapiés, visto más que nunca de cerca, en primer plano. Se puede experimentar el próximo 9 de febrero en la Filmoteca Nacional. Pero para descubrir este barrio hay que vivirlo en sus calles. Alberto y Agatha lo tienen claro: “Para vivir en Madrid, mejor en Lavapiés”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios