www.madridiario.es

El alcalde asegura que se debió a un "error humano"

Los primeros análisis apuntan a que los niños se quemaron con sosa caústica y no con sal

Los primeros análisis apuntan a que los niños se quemaron con sosa caústica y no con sal

lunes 29 de enero de 2007, 00:00h

Los análisis practicados tras la dermatitis detectada en una veintena de niños de Sevilla la Nueva que jugaron con la nieve el pasado viernes han revelado que no fue la sal sino la sosa cáustica la causante de las leves quemaduras que sufrieron los menores. El Ayuntamiento de Sevilla la Nueva hizo público un comunicado en el que el propio regidor achaca la presencia de esta sustancia en la nieve a un "error humano" por parte de operarios del consistorio.

Más de 20 niños del Colegio Duque de Rivas, de Sevilla la Nueva, resultaron lesionados por quemaduras de diversa consideración la semana pasada, al parecer, por tocar  sosa caústica vertida por el Ayuntamiento de la localidad para luchar contra la nieve. Fuentes municipales han asegurado que, tras un primer análisis, se ha descubirto sosa caústica junto a la sal. Los niños fueros llevados al Hospital de Alcorcón, donde no hizo falta hospitalizarlos.

En el comunicado explica que, "a falta de que concluyan los informes de régimen interno, tras la investigación que se abrió el viernes, 26 de enero, el Ayuntamiento de Sevilla la Nueva informa de que la sal, facilitada por la Comunidad de Madrid, no fue la causante de la 'dermatitis por contacto leve' que sufren 20 niños del municipio".

"La causa de esta lamentable situación se debe a un "error humano", indica el alcalde en la nota, que añade que "hemos recibido un informe previo del Instituto de Salud Pública, donde se nos ha comunicado que, tras la realización de los primeros análisis, se ha detectado, aparentemente, la aparición de sosa cáustica con la sal".

El regidor afirma que "esta situación se debe a la mala manipulación por parte de los operarios del Ayuntamiento en el momento de coger los sacos de sosa y mezclarlos con la sal de deshielo a la hora de distribuirlos por la localidad".

"Quiero dejar claro que la sal suministrada por la Comunidad de Madrid para disolver la nieve y las placas de hielo estaba en perfecto estado", manifiesta Téllez, que además dice lamentar "profundamente que este hecho se ha haya producido, más si cabe, porque 20 niños de Sevilla la Nueva, han resultado afectados por este error".

Tras el resultado de los análisis, el Ayuntamiento de Sevilla la Nueva ha abierto un expediente de régimen interno "para esclarecer las causas que motivaron que los operarios del Ayuntamiento se confundieran y mezclaran la sosa con la sal de deshielo".

Como informó ayer el Ayuntamiento, los niños afectados, con edades comprendidas entre 3 y 12 años y que cursan estudios en el Colegio Duque de Rivas, presentaron los síntomas tras jugar con la sal que se encontraba esparcida en las instalaciones exteriores del centro educativo.

Algunos de los menores recibieron asistencia en el centro de Salud de la localidad, mientras que otros fueron trasladados al hospital Fundación Alcorcón, donde se les diagnosticó "dermatitis de contacto leve". A mediodía de este martes el alcade, Ernesto téllez, ofrecerá una rueda de prensa junto a los concejales de Sanidad y Obras, Almudena Moreno y José Ramón Baile, respectivamente.

En un principio se apuntó a que los 20 niños, con edades comprendidas entre los 3 y 12 años, resultaron heridos por quemaduras tras tocar la "sal" vertida por el consistorio para luchar contra la nieve. "Estuvieron jugando, y desgraciadamente, se produjo esta situación", manifestaron fuentes municipales, al tiempo que subrayaron que la sal vertida procedía del puesto de servicio de mantenimiento de carreteras de la Comunidad de Madrid, situado en Chapinería. "La Comunidad de Madrid está analizando la sal vertida y hasta que no tengamos los datos, el Ayuntamiento no va hacer ninguna valoración", dijo una portavoz. "Eso no quiere decir que el Ayuntamiento no esté preocupado, pues tanto el alcalde como el Ayuntamiento están muy preocupados y ocupados en este asunto, que se está llevando de manera muy cercana.


Un portavoz de la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, departamento que distribuyó la sal entre los Ayuntamientos, señaló ayer que había posibilidades de que hubiera alguna sustancia en las canchas deportivas del colegio que, en contacto con la sal, reaccionara y provocara las erupciones en la piel de los menores. Transportes explicó que esta sal es la misma utilizada en el resto de la Comunidad para evitar las heladas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.