www.madridiario.es
La Comunidad no cambiará la ampliación de horarios comerciales

La Comunidad no cambiará la ampliación de horarios comerciales

miércoles 30 de abril de 2008, 00:00h
La Comunidad de Madrid ha decidido enviar a la Asamblea de Madrid la Ley de Modernización del Comercio para proceder a su aprobación definitiva. El texto mantiene la libertad de horarios y recoge que se necesitarán dos licencias para vender alcohol, a petición del Ayuntamiento de Madrid.
El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, envió una carta a la presidenta Esperanza Aguirre pidiendo que derogue, en la Ley de Modernización del Comercio, de la necesidad de tener una licencia específica para expender alcohol, así como la de la segunda licencia, municipal, de control de dichos establecimientos. Según el delegado de Economía, Miguel Ángel Villanueva, la medida puede fomentar de nuevo el 'macrobotellón' y el consumo de alcohol entre jóvenes.

En concreto, Villanueva señaló que, aunque están de acuerdo con el fondo de  la nueva ley autonómica, piensan que "entra en conflicto con dos artículos de la Ley en Materia de Drogodependencias y Otras Adicciones (conocida como 'Ley Antibotellón'), que ha permitido que se retrase la edad de inicio en el alcohol entre los jóvenes y reducir su consumo" en Madrid.

En concreto, dichos apartados establecen que "no se permitirá la venta, suministro y consumo de bebidas alcohólicas en los establecimientos que carezcan de licencia para tal fin" y que "no se permitirá el suministro y distribución de bebidas alcohólicas en establecimientos en los que no esté permitido el consumo inmediato, donde será preciso disponer de una licencia específica de concesión municipal y que deberá estar puesta en lugar visible para el público", según el edil.

Segunda licencia para el alcohol
El vicepresidente primero y portavoz, Ignacio González, aclaró este miércoles que, en contra de estos argumentos, la libertad de apertura no aumentará la venta y el consumo del alcohol, ya que se seguirá necesitando una segunda licencia para su comercialización.

La eliminación de este segundo permiso fue "una petición del consejero de Economía y Consumo, Fernando Merry del Val, que no ha sido incorporada al proyecto definitivo", aclaró González, que añadió que "de ninguna manera se va a suprimir o derogar" la necesidad de este permiso.

Isabel Vilallonga, concejala de Economía del PSOE, se ha echo eco de esta preocupación asegurando que la Ley de Modernización del Comercio fomenta la creación de monopolios y va a afectar profundamente a la pequeña y mediana empresa. Por su parte, el portavoz de IU, Ángel Pérez, aseguró que el principal efecto negativo de la ley será la reducción de los derechos de los comerciantes y el empeoramiento de su situación familiar.

Oposición y posible huelga
Así las cosas, la Ley de Modernización será aprobada con los votos mayoritarios del Partido Popular en la Asamblea de Madrid tras conocerse el informe favorable del Consejo Económico y Social (CES).

Ahora bien, el trámite parlamentario evidenciará la fuerte oposición de PSOE, IU, asociaciones de pequeñas y medianas empresas y sindicatos, que auguran un cierre masivo de comercios y la destrucción de empleo por la imposibilidad de competir con las grandes superficies. CC.OO. y UGT plantearán una huelga en todo el sector para el mes de junio si la ley sale adelante.

La Consejería de Economía en cambio asegura que la normativa supone la modernización del comercio tradicional y su adaptación a la directiva europea 'Bolkestein' que establece la libertad horaria fuera de los fines de semana. Además, favorecerá la eliminación de trabas burocráticas y la creación de empleo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.