www.madridiario.es
El parque que menguó para crecer

El parque que menguó para crecer

jueves 06 de marzo de 2008, 00:00h
Las obras de soterramiento de la M-30 absorbieron medio parque de Arganzuela. En la actualidad, lo que queda de él está 'sitiado' por casetas de obras y suelo terrizo. Pero el proyecto Madrid Río duplicará la extensión original de este espacio verde.
Desde finales de los años sesenta el parque de Arganzuela ha sido una referencia en la zona para pasear bajo sus árboles, para los juegos de los niños o para hacer deporte. Sin embargo, el soterramiento de la parte suroeste de la M-30 provocó que se talara gran parte de los árboles y desaparecieran algunas dotaciones, como dos campos de fútbol, explica la presidenta de la asociación de vecinos del Paseo de Santa María de la Cabeza, Isabel Carretero.

Algunos de los árboles que se conservaron tras las obras de soterramiento Las obras de Madrid Calle 30, nombre con el que bautizó a la nueva M-30, supusieron una reducción del tamaño del parque de más de 90.000 metros cuadrados, quedándose en menos de 70.000. En concreto, ese terreno se usó para instalar casetas de obra y como paso de los vehículos que trabajaron en el soterramiento.

No obstante, gracias a la liberación de terrenos tras la desaparición de la carretera en superficie, este espacio verde crecerá hasta los 313.000 metros cuadrados, extendiendo sus límites hasta el Matadero.

Las casetas de obra rodean parte del parque Por el momento, tan sólo se conocen algunos aspectos de cómo quedará el parque de Arganzuela en 2011, la fecha prevista para la finalización de la remodelación según los datos que maneja la asociación vecinal. Uno de ellos es que se plantarán 5.000 árboles y se sanearán los existentes para reparar la merma sufrida por las obras.

Pero, quizá, lo que no esperaban los vecinos del barrio es que su parque fuese el escenario elegido para instalar 'la playa de Madrid'. Así se recoge en el proyecto Madrid Río. No obstante, la asociación de vecinos del Paseo de Santa María de la Cabeza ha anunciado que presentará alegaciones durante el periodo de información pública, que está actualmente abierto.

Límites del parque de ArganzuelaEsto significa que Madrid Río no es un proyecto cerrado, ya que el Ayuntamiento tendrá que estudiar las alegaciones de los ciudadanos y algunas cuestiones del diseño aún pueden cambiar. Por el momento, la remodelación del parque de Arganzuela está estructurada en cuatro tramos, pero el fin es obtener un conjunto paisajístico único.

El parque tendrá diversas dotaciones. En la zona más próxima al Matadero, se prevé la construcción de un auditorio para conciertos y espectáculos, una pista de patinaje/skating, un servicio de alquiler de bicicletas, cafeterías y veladores y una zona de juegos infantiles.

En el lado cercano al puente de Toledo, que es donde se ubica la playa, contará con carril bici, zonas de juegos, cafeterías y veladores y un centro de información sobre las actividades que se organicen en el río. Además, entre ambas partes quedará situada el área dotacional del Puente de Praga, que albergará pistas deportivas, un rocódromo y equipamientos culturales.

Aunque el proyecto puede sufrir modificaciones, el objetivo de este parque es crear "una zona viva, una zona de encuentro, en la que se desarrollen eventos colectivos, fiestas, etcétera", según la delegada de Urbanismo, responsable de Madrid Río. Para ello, el Ayuntamiento ha calculado que necesitará invertir casi 85 millones de euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.