www.madridiario.es

Un mercado de droga en un solar en la calle Fuencarral

Por MDO
viernes 18 de abril de 2008, 00:00h
A pocos metros de la calle Fuencarral, en un solar en pleno centro, viven desde hace varios meses indigentes toxicómanos con drogas en la zona Tribunal. El terrero pertenece al Ayuntamiento y es clave en la Operación Barcelcó, que remodelará todo el barrio. La parcela está detrás del Tribunal de Cuentas y enfrente de un colegio. Los vecinos lo han denunciado, pero nadie arregla la situación.
Según informa este viernes el diario El Mundo, un joven marroquí , unos 30 años, pelo rapado, ropa sucia y raída, se acerca al periodista de dicho rotativo para ofrecerle 'fumar', sentado en ese instante junto a varios estudiantes en las escaleras del Colegio San Mateo, en uno de esos callejones abandonados del centro de Madrid. Una placa carcomida por el tiempo dice que es la travesía Modesto ‘algo’, pero nadie en el barrio sabe su nombre. Algunos lo llaman el pasadizo de la Beneficencia.

Sobresaliendo de los muros del solar donde conviven los toxicómanos, de dos metros de altura, vallados en varios tramos con alambre de espino, se ven vestigios de vegetación a escasos metros de la calle Fuencarral. El solar pertenece al Ayuntamiento, y es el epicentro de la anunciada 'Operación Barceló'. En el patio, residen desde hace meses media docena de 'sin techo', la mayoría toxicómanos. Se dividen en tres 'comunas', situadas en las esquinas del recinto. Sus hogares, hechos con cartones, colchones abandonados y mantas roídas.

Para salir de allí saltan con ayuda de un pequeño contenedor y antes uno observa si la policia merodea. Luego espera. Cuando no hay 'moros en la costa', saltan hacia la calle ante la sorprendida mirada de los transeúntes. POr otro lado, José Carlos Nicolau, presidente de la Asociación de Vecinos está harto de protestar a la Policía: "Es un punto negro, una zona degradada" afirma en declaraciones al rotativo.

Es común ver a los toxicómanos desde las ventanas del San Mateo, las oficinas del Tribunal de Cuentas o una clínica privada. En la llamada plaza de Barceló, antaño los camellos escondían las drogas en el parque para que la Policía no les pillara. Cuando vendían, le daban el dinero rápidamente a un cómplice.  En este solar se quería construir una guardería con la 'Operación Barceló', pero finalmente será un centro comercial con el que se financiará toda la remodelación de la zona.

Desde el centro San Mateo prefieren no hacer muchas declaraciones, pero dejan claro que han avisado varias veces a la Policía, aunque no les consta que hayan ofrecido droga a los chicos de entre 12 y 17 que acuden al centro. "Mira, están ahí tramando con algo", dice la conserje mientras se asoma por una ventana del centro, donde curiosamente acude con su familia el alcalde de Madrid a votar en las elecciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios