www.madridiario.es
16 policías testificarán por los supuestos robos a comerciantes chinos

16 policías testificarán por los supuestos robos a comerciantes chinos

Por MDO/Efe
viernes 28 de marzo de 2008, 00:00h
Un total de 16 agentes de la Policía Nacional, en su mayoría adscritos a la Brigada de Seguridad Ciudadana del servicio de noche, testificarán este viernes ante la jueza María Luz Reyes en el procedimiento en el que se investigan supuestos robos denunciados en marzo de 2007 por comerciantes chinos de Usera por parte de los Centauros durante el registro de sus establecimientos, informaron fuentes jurídicas.
La titular del Juzgado de Instrucción número 44 interrogará a 15 Centauros y a un agente de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) para que respondan sobre las acusaciones vertidas por los dueños de los establecimientos objeto de los presuntos robos. En la misma causa, la magistrada investiga a varios agentes de Asuntos Internos por la presunta detención ilegal de cuatro Centauros a consecuencia de las denuncias de los ciudadanos orientales.

Según los comerciantes, los policías entraban de paisano a los locales, mientras que otro grupo uniformado esperaba en la calle. En el interior, los agentes les solicitaban la documentación y se salían fuera para comprobarla. En ese momento, se hacían con el dinero en efectivo, sin que los comerciantes se percatasen del robo.


Entre marzo y febrero, algunos de los propietarios de los establecimientos denunciaron a los agentes y a su inspector. Les acusaban de robarles al menos 5.700 euros y de someterles a cacheos, en los que presuntamente les sustraían el dinero en efectivo de sus carteras.



Red de falsificación de tarjetas

Se da la circunstancia de que los agentes investigados vigilaban desde principios de 2007 a varios orientales, chinos y malayos, así como a los locales que regentaban ante las sospechas de que podrían forman parte de una red ilegal de falsificación de tarjetas de crédito. Gracias a la investigación de los agentes detenidos, la Policía certificó que algunos de los denunciantes pertenecían a una red ilegal internacional de tarjetas de crédito que operaba en Madrid. En concreto, se detuvo a dos españoles, seis chinos y otros seis naturales de Malasia.

Entre las denunciantes, figuraba Fei Fei Jin, de 22 años y de nacionalidad china, al que se la consideró la principal cabecilla de la red de falsificación, ya que se encargaba de coordinar los grupos que integraban esta banda. Su local fue objeto de varios registros por parte de los agentes.

Tras la desarticulación de la red, el Grupo XX de Crimen Organizado elaboró un informe interno en el que daba cuenta de la posibilidad de que las denuncias de los comerciantes chinos contra los citados agentes fueran "fraudulentas o maliciosas con el fin de evitar la presión a la que estaban siendo sometidos mediante los registros y las identificaciones frecuentes".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios