www.madridiario.es
Zapatero pide el voto a los que están 'hartos de la derecha'

Zapatero pide el voto a los que están "hartos de la derecha"

domingo 10 de febrero de 2008, 00:00h
El presidente del Gobierno y candidato socialista a la reelección, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo este domingo a todos los ciudadanos que están "hartos de la derecha" que "hay que levantar la voz" y movilizarse para dar la victoria al PSOE en las elecciones del 9 de marzo, con una "amplia mayoría" que "derrote el pesimismo" del PP y abra la puerta a "cuatro años brillantes" de crecimiento y creación de empleo.
Zapatero habló durante más de 45 minutos ante las 20.000 personas congregadas en la plaza de toros de Vistalegre de Madrid y repartió su tiempo a partes iguales a criticar al PP y a expresar confianza en el futuro de España y en la economía española.

Así, dejó claro que si llegan tiempos de incertidumbre económica el PSOE será el partido que mejor sabrá hacerlas frente. "La derecha gobierna mal cuando hay prosperidad porque no reparte los beneficios y gobierna peor cuando hay dificultad porque no reparte los sacrificios, siempre van a los mismos", dijo recibiendo una ovación cerrada de la grada.


"España puede tener cuatro años próximos brillantes de avances, de posibilidades, de dignidad con los inmigrantes", proclamó el candidato socialista, que llamó a la movilización para combatir el discurso del miedo que según los socialistas propugna el PP y advirtió, como en los últimos días: "No me callo pero no me enfado".

De este modo, advirtió de que no se callará "ante quienes quieren mercadear con el dolor de las víctimas" sino que estará "comprometido con los decentes y los valientes", ni ante quienes acusó de propugnar la xenofobia y el machismo, sino que se comprometió "por la igualdad plena entre hombres y mujeres en España".

"No me callo ante el cinismo y ante la hipocresía", dijo, denunciando a "quienes cobran indemnizaciones" mientras ignoran cómo viven la mayoría de las españoles, en alusión al 'popular' Manuel Pizarro. Tampoco, prosiguió, se callará "ante quienes quieren denigrar a nuestros creadores" y "ante quienes quieren llenar de chapapote la vida pública".


Apoyar a los que tengan dificultades

"Podemos estar tranquilos, vamos a tener cuatro años por delante de crecimiento, de empleo y de apoyo a quien pueda tener dificultades, de apoyo, no de recortes", aseguró, argumentando que la economía española tiene los recursos suficientes para ello y que, además, el PSOE tendrá liderazgo para llevarlo a cabo.

Defendió además que el PSOE es el partido "que más ha hecho de la democracia" y elogió a los gobiernos de Felipe González --asistente en primera fila al mitin-- que sacaron a España "del oscurantismo". El ex presidente recibió aplausos, y también el actual líder socialista, que fue interrumpido en varias ocasiones al grito de "Zapatero, oé".

"España puede tener cuatro años próximos brillantes de avances, de posibilidades, de dignidad de los inmigrantes", proclamó el candidato socialista, que llamó a la movilización para combatir el discurso del miedo que según los socialistas propugna el PP y advirtió, como en los últimos días: "No me callo pero no me enfado".

De este modo, advirtió de que no se callará "ante quienes quieren mercadear con el dolor de las víctimas" sino que estará "comprometido con los decentes y los valientes". Zapatero defendió que "España y la libertad está por encima de las convicciones políticas" y recordó que en sus cuatro años en la oposición fue "leal" al Gobierno en los "temas de Estado".

"No me callo", señaló, ante quienes acusó de propugnar la xenofobia y el machismo, sino que se comprometió "por la igualdad plena entre hombres y mujeres en España". "No me callo ante el cinismo y ante la hipocresía", dijo, denunciando a "quienes cobran indemnizaciones" mientras ignoran cómo viven la mayoría de las españoles.

Tampoco, prosiguió, se callará "ante quienes quieren denigrar a nuestros creadores" y "ante quienes quieren llenar de chapapote la vida pública", sino que estará del lado de quienes quieren una política "respetuosa". "No me callo hacia aquellos que defienden la exclusión, los fundamentalismos, ante quienes quieren excluir a los diferentes, me siento al lado de los diferentes y me comprometo por la integración de todos", prosiguió, ni ante quienes propugnan la homofobia y quieren "impedir vivir y amar libremente".

Por ello, pidió el voto de todos los que "están hartos de la derecha", de "cómo actúa esta derecha, cada vez más radical". "No basta con estar hartos, hay que levantar la voz, hay que movilizarse para llevar a una amplia mayoría el nueve de marzo"

Mal gesto de doña Cuaresma
Zapatero intervino en el acto después del secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez; de los dos vicepresidentes del Gobierno, Pedro Solbes y María Teresa Fernández de la Vega y del presidente del PSOE Manuel Chaves. Antes del discurso de éste hubo una actuación de Els Comediants y un vídeo con la canción que han grabado los artistas de la Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ), basada en el poema de Mario Benedetti "Defender la alegría".

El candidato socialista agradeció la actitud y destacó que ese es el espíritu de la campaña electoral que harán los socialistas. "La alegría no permite el mal humor ni el mal gesto de Doña Cuaresma", dijo, utilizando una expresión del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón. "No hay más que ver a los dirigentes del PP, un día son unos y otro día otros, pero siempre están con el gesto amargo, con la cara triste, nunca son capaces de comprender de vivir y de sentir la alegría de estar en la España democrática, en la españa del siglo XXI", agregó.

Los 'populares', dijo, "quieren las cosas como las de antes, como dice Cañete" --dijo en alusión a las palabras del 'popular' Miguel Arias Cañete cuando ésta semana reflexionó sobre que "ya no quedan camareros como los de antes"-- y, más que defender a la familia "quieren imponer su modelo". En este punto, recalcó que es el PSOE quien realmente defiende a las familias con medidas como la reducción de impuestos en 400 euros, la subida del salario mínimo y de las pensiones mínimas, que se habrán duplicado en dos legislaturas si los socialistas ganan las elecciones.

No olvidó tampoco mencionar la guerra de Irak frente a la actual política exterior centrada en la cooperación. "Hace cuatro años eramos ese país pequeño en la foto de las Azores y hoy somos un país grande en la lucha contra la pobreza", manifestó. Zapatero concluyó su discurso asegurando: "Lo vamos a conseguir y el día 9 de marzo será una gran fiesta para tener la sonrisa amplia que se merece España", tras lo cual cerró el acto acompañado por todos los dirigentes socialistas presentes en el acto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios