www.madridiario.es
Sanidad reorganizó el Severo Ochoa para justificar el cese de Montes

Sanidad reorganizó el Severo Ochoa para justificar el cese de Montes

Por MDO
jueves 07 de febrero de 2008, 00:00h
Decenas de pacientes del Hospital Severo Ochoa en estado de agonía, fueron trasladados, a partir del cese del coordinador de Urgencias, Luis Montes, a otras plantas, donde se produjo su fallecimiento. Detrás de esta medida, se encontraría el deseo de la Consejería de Sanidad de justificar su intervención contra los médicos de urgencias, al reducirse el número de muertes en este servicio tras el cese en mayo de 2005 del doctor Montes.
El fallecimiento de estos pacientes dentro del servicio de Medicina Interna, al que habían sido trasladados, permitió al ex-consejero de Sanidad, Manuel Lamela, afirmar en la Asamblea de Madrid, el 7 de abril de 2005: " Entre el 11 de marzo y el 5 de abril de este año sólo han muerto tres personas en urgencias. en el mismo período de 2004, los fallecidos fueron 18". Entre tanto, la mortalidad total del hospital continuaba estable, según El País, con una ligera pero constante tendencia al alza debida al envejecimiento de la población.

Entre 2002 y el verano de 2004, cuando el Hospital de Fuenlabrada asumió a 180.000 de los 380.000 vecinos de la zona que atendía el Severo Ochoa, las muertes en el centro mantuvieron una tendencia al alza: 720 personas morían en 2002, 888 en 2003 y 456 sólo en los seis primeros meses de 2004. Entre un 30,1por ciento y un 31 por ciento de estos fallecidos lo hacían en urgencias, donde el Gobierno central y el autonómico habían habilitado en 2001 un espacio para enfermos terminales ante la falta de camas.

Tras la apertura del hospital de Fuenlabrada, las muertes en el Severo Ochoa se redujeron notablemente: en la segunda mitad de 2004 sólo murieron 331 personas. Pero la mortalidad, sumando los dos hospitales, siguió aumentando y alcanzó los 908 fallecidos, 20 más que el año anterior.

En el año 2005, cuando estalló la polémica sobre las supuestas sedaciones irregulares, murieron en los dos hospitales 961 personas, 54 más que en 2004. De ellas 638 lo hicieron en Leganés y 323 en Fuenlabrada. El cambio radical se encuentraba en la distribución de los fallecidos, ya que sólo un 17,8 por ciento lo hicieron en urgencias, mientras aumentaban significativamente los muertos en planta y en el hospital de Fuenlabrada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios