www.madridiario.es
Unas 500 personas recorren Cañada Real para expresar que tiene vida y futuro

Unas 500 personas recorren Cañada Real para expresar que tiene vida y futuro

domingo 27 de enero de 2008, 00:00h
Unas 500 personas han participado este sábado en una marcha con batucada y malabares por la Cañada Real Galiana para expresar que este asentamiento de viviendas tiene "larga vida y futuro", según se ha afirmado en el manifiesto leído por los vecinos.
El pasacalles, que ha partido desde el sector V de la Cañada y ha concluido en la parroquia de Santo Domingo de la Calzada, cerca del vertedero municipal de Valdemingómez, ha contado con la asistencia de muchos de los habitantes de la vía pecuaria, así como con representantes de varios colectivos sociales y de inmigrantes.

Cristina, una de las vecinas responsables de la organización del evento, ha destacado  la "gran acogida" que ha suscitado entre las distintas organizaciones que les apoyan, y muestra de ello ha sido que el autobús que tenían contratado para ayudar a cruzar la carretera existente entre los dos sectores ha tenido que hacer varios viajes.

A su juicio, jornadas festivas como la de este sábado demuestran que más allá de las diferencias ideológicas y culturales que existen entre los distintos colectivos de la Cañada, en este emplazamiento "se han generado lazos de solidaridad y de convivencia".

Como símbolo de esta hermandad entre vecinos se ha celebrado en la iglesia de la Cañada Real una comida, en la que no ha faltado una gran paella cocinada por los feligreses de la parroquia "roja" de Entrevías, San Carlos Borromeo, así como cuscús y dulces preparados por una asociación de mujeres marroquíes del sector VI.

Pedro, otro portavoz de los vecinos, ha incidido en la importancia de que al hablar de la Cañada Real no sólo "se saque el tema de las drogas" sino que se explique, por ejemplo, la labor educativa que la asociación El Fanal realiza con los niños magrebíes que habitan en las casas más próximas a Valdemingómez.

Para tratar el asunto de la inmigración, analizar la situación actual del lugar y reclamar que se regularicen sus viviendas, los vecinos han celebrado un taller, enmarcado dentro de las actividades del Foro Social Mundial 2008 en Madrid, bajo el título "Cañada Real, ¿ciudadanos de tercera?".

Además de recordar su derecho a tener "los mismos servicios que tienen otros barrios de Madrid" puesto que, según ha apuntado Cristina, los habitantes de la Cañada "pagan sus impuestos", en la charla se ha recordado la necesidad de que la Administración tome medidas y acepte el "hecho real" que representa la existencia de estas casas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios