www.madridiario.es

El último robo se produjo este lunes

Un joyero echa el cierre tras ser atracado 20 veces en 30 años

viernes 18 de enero de 2008, 00:00h
El propietario de una joyería situada en la calle de San Vidal de Alcalá de Henares, Ángel Jorge Collado, decidió echar el cierre en su negocio porque el último atraco que sufrió este lunes, con el que ha alcanzado la veintena de robos en sus 30 años de carrera, ha acabado definitivamente con su economía y con sus "ganas" de seguir trabajando.
Las estanterías vacías, los escaparates a medio rellenar y un lío de facturas y papeleo sobre el mostrador son los rastos del último robo, que según los cálculos de Jorge asciende a 210.000 ó 240.000 euros, casi 40 millones de las antiguas pesetas, que además tiene que justificar para poder reclamar al seguro.

Para el joyero, este atraco le sitúa al borde de la ruina económica, puesto que la gran mayoría del género sustraído ni siquiera la había pagado todavía y ya no podrá obtener los ingresos para saldar cuentas con los proveedores de la venta de los artículos. "No puedo económicamente, ni tampoco me quedan ganas para seguir abriendo", afirmó.

Encerrado en la caja fuerte
El pasado lunes 14 de enero, en torno a las 9.00 horas, tres individuos, supuestamente originarios de Europa del Este, entraron en la joyería y encerraron al propietario en la trastienda del local, en la caja fuerte, después de encañonarle con una pistola. Los ladrones se llevaron el oro del establecimiento dejando tan sólo los objetos de plata y bisutería, de menor valor. "Tenían muy claro que venían a por el oro", subrayó.

Gracias a la instalación en el habitáculo de un teléfono, que colocó allí después de uno de los robos, pudo avisar a su hijo y a la policía para que le sacasen de la cámara tecleando la combinación.

El atraco coincidió con el cumpleaños número 59 de Jorge, que afirmó que los ladrones habían querido hacerle su particular regalo. La consecuencia es que por ello, en cuanto arregle los papeles con el seguro, echará el cierre. "Alquilaré el local, para que pongan lo que quieran, supongo que otra joyería no, y me iré a vivir a un pueblo, más tranquilo", afirmó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios