www.madridiario.es
¿Cómo ha evolucionado el sector de la paquetería en la pandemia?
Ampliar

¿Cómo ha evolucionado el sector de la paquetería en la pandemia?

martes 24 de noviembre de 2020, 10:18h

Durante el estado de alarma nos pasábamos muchas horas en casa, por lo tanto, teníamos todo el tiempo del mundo para navegar por internet y hacer nuestras compras online.

La mensajería y la paquetería se han convertido en el gran aliado para comprar sin salir de casa. Es sin duda, el motor que ha permitido que siga funcionando el país a pesar de sus limitaciones tanto laborales como de movilidad durante el confinamiento.

Todo esto es debido a que la demanda de los envíos a domicilio se ha disparado, y no solo venden más los ecommerce y marketplaces ya establecidos, sino que los pequeños comercios que antes no disponían de esta opción la han incluido en sus compras.

Cuando decretaron el estado de alarma comenzaron a surgir las primeras dudas sobre el modo en el que afectarían las medidas tomadas por el gobierno al sector del transporte de mercancía y al sector logístico.

Finalmente, este sector no ha sufrido restricción alguna, ya que se le considera una actividad esencial.

No obstante, y aunque las autoridades aseguren que los envíos están asegurados, saltan las dudas sobre qué servicios siguen ofreciendo los transportistas y si existen limitaciones en las entregas o envíos de paquetes.

Podemos afirmar que las empresas de logísticas y transporte han experimentado un crecimiento del 50% desde el estado de alarma en los envíos procedentes de comercio electrónico.

El servicio de paquetería y envíos exprés domésticos han sido cruciales a la hora de habilitar un ecommerce que proporcione este salvavidas en el curso de la pandemia.

Por lo tanto, las restricciones de los envíos son mínimas y se intenta llevar a cabo el envío con unos cuidados extremos para evitar posibles contagios por Coronavirus.

Pero, ¿cuál ha sido el cambio que ha sufrido el mensajero? A continuación, te contamos cómo ha evolucionado este sector en tan poco tiempo.

¿Cuál ha sido el cambio en la figura del mensajero?

Después del estado de alarma lo que nos ha quedado claro es que los hábitos de consumo han cambiado. Y eso ha ocurrido por la evolución en las rutinas y canales de compra de la sociedad.

Tanto es así, que el sector de paquetería ha tenido que adaptarse también a las nuevas restricciones implantadas por el gobierno para combatir el covid-19.

La entrega en mano de los paquetes, el almacenaje o los trámites burocráticos entre otros han sufrido una evolución acorde a los tiempos que estamos viviendo.

Estos cambios en las medidas sanitarias están provocando retos de gestión a las grandes empresas, que tendrán que acelerar su transformación digital en muy poco tiempo.

Medidas como el distanciamiento social entre los trabajadores de los almacenes y reparto y desarrollar una nueva política de devoluciones, son algunos de los cambios que ha sufrido este sector.

Algo que conlleva un aumento del coste de recursos, y afectará a todas las empresas que forman parte de la actividad logística, la cual en su mayoría es intangible.

Esa relación entre el mensajero y sus clientes también se verá condicionada, ya que por un lado las medidas limitan el contacto directo con la persona y por otro lado los compradores precisan de una mayor confianza a la hora de realizar sus compras por Internet.

Por eso, tanto los particulares como las empresas buscan servicios de paqueterías que incorporen medidas de seguridad, pero que sea cercana con los destinatarios.

Alternativas para realizar envíos

El gran auge que ha tenido el ecommerce durante la pandemia ha llevado al sector de la paquetería a un crecimiento exponencial.

Servicios como los puntos de recogida repartidos por las diferentes compañías de mensajería por toda España facilitan la distancia social y la descongestión del tráfico en las ciudades.

Esta opción ayuda a la hora de agilizar los repartos, especialmente en zonas despobladas donde los productores locales necesitan de una red logística amplia para estar conectados con las grandes ciudades y vender sus productos.

Incorporación de Micro-hubs

Debido al gran crecimiento del ecommerce en los últimos tiempos y más con la pandemia, las empresas tendrán que adaptarse a una nueva manera de entrega y a encontrar soluciones de reparto más eficientes.

Para ello han propuesto incorporar micro-hubs, pequeños almacenes distribuidos en el interior de las ciudades que mejoran la agilidad de los repartos.

El objetivo de este nuevo sistema es que, los camiones de las diferentes empresas de reparto guarden sus paquetes durante la noche en estos almacenes y sea repartida al día siguiente por el trabajador en bicicleta, moto eléctrica o patinete.

Esto repercutirá positivamente en la descongestión del tráfico y ayudará a una mejor calidad del aire.

El auge de las compras online ha llevado a una escalada de volúmenes a los proveedores de servicios de paquetería. En cifras reales, el mercado de paquetería ha crecido el 9,8% interanual en el primer trimestre. “Gracias” al confinamiento y estado de alarma.