www.madridiario.es

Cuánto valen (de verdad) las pesetas antiguas

jueves 01 de octubre de 2020, 10:32h

A partir del próximo 31 de diciembre de 2020 el Banco de España dejará de cambiar las antiguas pesetas a euros. Sin embargo, existe una alternativa que es la del coleccionismo. Para ello, es básico conocer cuánto valen las pesetas antiguas.

Cuánto valen (de verdad) las pesetas antiguas
Ampliar

Esto no es una cuestión sencilla. Realmente lo mejor es acudir a fuentes profesionales, webs expertas como coleccionistasdemonedas.com hablan en detalle sobre el valor de las pesetas antiguas. Pero sí podemos acercarnos a algunas consideraciones para tratar de saber algo más al respecto.

Las pesetas: una moneda histórica

Para tratar de entender el valor de las monedas antiguas tenemos necesariamente que entender un poco su historia. La historia de la peseta arranca en el año 1868. Su origen lo encontramos en un decreto de un gobierno provisional formado tras el derrocamiento de Isabel II.

Las pesetas comienzan a fabricarse en la Ceca de Madrid, donde, tras el cambio de nombre a la FNMT-RCM, se continuó fabricando hasta su sustitución definitiva por el euro en el año 2001. Durante todo este periodo de tiempo se emitieron fracciones muy diferentes y formatos variados tanto en moneda como en papel moneda. Creando un ecosistema muy amplio con una gran cantidad de referencias.

A lo largo de una historia centenaria existen hitos que han hecho que algunas de estas monedas emitidas en formatos diferentes, pueden considerarse muy valiosas desde el punto de vista del coleccionista. Pero, lógicamente, no son todas, y no todas tienen el mismo valor.

El valor numismático y el coleccionismo de las pesetas

En general, y salvo excepciones, las emisiones modernas de pesetas tanto en monedas como en billetes no tienen más valor que el valor de cambio al que el Banco de España las tase. Sin embargo, existen excepciones que, generalmente, se corresponden con pesetas más antiguas o de raro acuñamiento.

En estos casos, sí que pueden alcanzarse valores muy elevados dependiendo de la moneda en concreto. Estamos hablando de monedas particulares, o de emisiones muy cortas.

Hay que tener en cuenta que básicamente el valor de una moneda, en este caso de una peseta, depende de factores diversos. Estos factores pueden ir desde el precio que los coleccionistas estén dispuestos a pagar, como uno de los factores fundamentales, hasta otros elementos como la conservación de la moneda. Ya que, una mala conservación resta valor de manera notable.

Otros elementos importantes son su importancia histórica, ya que hay emisiones que se consideran relevantes por el contexto histórico de su emisión. Y, en algunos casos, también por su propia presencia física, es decir, por la imagen que genera, que puede corresponderse también a acuñaciones muy concretas.

Para las pesetas, en cualquier caso, el plazo de cambio a euros se acaba, por lo que es un momento más que adecuado para echar un vistazo a esas monedas o billetes que podemos acumular y que ha podido pasar de generación en generación.

Dada la dificultad de clarificar el valor de las pesetas lo más adecuado es contactar con profesionales que pueden, rápidamente, resolver nuestras dudas y certificar si tenemos monedas valiosas o, por el contrario, no es así.