www.madridiario.es

¿Cómo se calcula una indemnización por accidente de tráfico?

jueves 14 de mayo de 2020, 14:02h

Cada año ocurren en España unos dos millones de accidentes de tráfico. La mayoría son impactos leves, con daños de poca consideración en los vehículos, que se solucionan con un simple parte amistoso que se tramita entre las aseguradoras por los distintos convenios que tienen suscritos.

¿Cómo se calcula una indemnización por accidente de tráfico?
Ampliar

Sin embargo, en ocasiones las consecuencias del accidente van mucho más allá, produciéndose lesiones en los ocupantes de los vehículos e, incluso, el fallecimiento de alguno de ellos.

En estos casos la cosa cambia y, tal y como nos dicen desde Indemnización Total, despacho de abogados especializado en accidentes de tráfico, la reclamación se vuelve mucho más compleja, siendo conveniente contar con asesoramiento jurídico especializado si queremos llevarla a buen puerto.

En efecto, en este caso ya no se trata de acuerdos entre aseguradoras, sino que será necesario dar los pasos adecuados desde el principio y una ardua negociación posterior con la compañía de seguros responsable, negociación que, de no llegar a un acuerdo satisfactorio, deberá resolverse en los tribunales.

Todo empieza por conseguir el tratamiento médico adecuado. Esto, que puede parecer sencillo, muchas veces se complica puesto que la Seguridad Social dice no cubrirlo y nos remiten a las compañías de seguros. A este respecto, debemos saber que podemos elegir libremente el centro médico en el que queremos tratarnos y serán las aseguradoras (generalmente la nuestra propia) las que deban correr con los gastos.

Una vez finalizado el tratamiento médico vendrá la fase de la reclamación.

En el caso de fallecidos, la reclamación podrán hacerla los beneficiarios recogidos en la Ley, que serán familiares y allegados del fallecido y que no siempre se limitan a los herederos legales.

Calcular una indemnización justa.

Lo primero que debemos hacer para comenzar con nuestra reclamación es calcular qué cantidad nos corresponde percibir. Calcular indemnización por accidente de tráfico no es una tarea sencilla. Será necesario valorar correctamente todos los daños y perjuicios que hemos sufrido conforme a la estipulado en el baremo que viene recogido en la Ley Sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor.

En dicho baremo, que fue totalmente reformado en el año 2016 y cuyos importes se actualizan año a año en base al índice de revalorización de las pensiones, constan los preceptos y cantidades por los que debemos ser indemnizados.

En caso de lesiones nos deben indemnizar por los siguientes conceptos:

- Incapacidad temporal: son los días que tardemos en curarnos o estabilizarnos. El tipo de día (según el baremo los hay básicos, moderados, graves y muy graves) dependerá de las limitaciones que suframos en cada momento y del tratamiento médico que estemos recibiendo.

- Operaciones quirúrgicas a las que debamos ser sometidos.

- Incapacidad permanente: que son las secuelas o incluso posibles incapacidades permanentes que se deriven del accidente.

- Perjuicio económico: hablamos en este caso tanto del lucro cesante (cantidades que dejamos de ganar, por ejemplo, por estar de baja laboral), como de los gastos (médicos, de desplazamiento, etc.) y cualquier otro tipo de pérdida económica que podamos sufrir.

- Otro tipo de perjuicios: aquí entrarían aspectos como los daños morales, el perjuicio por pérdida de calidad de vida, etc.

Una vez calculada la indemnización que en derecho creemos que nos corresponde habrá llegado el momento de reclamarla a la aseguradora culpable. Debemos hacerlo siempre por escrito y de forma fehaciente, es decir, pudiendo acreditar la presentación de la reclamación y su contenido. Además, adjuntaremos la documentación que acredite los conceptos y cantidades reclamadas.

Tras esto, la compañía de seguros tendrá que contestarnos mediante una oferta o una respuesta motivada. Lo más normal es que nos hagan una primera oferta bastante inferior a nuestra reclamación y que, a partir de ahí, se abra una fase de diálogo en la que, de nuevo, resulta imprescindible estar correctamente asesorados para saber hasta dónde nos interesa llegar en la negociación, si es mejor llegar a un acuerdo o si, por el contrario, es más conveniente dar un paso más y emprender acciones judiciales.

En efecto, el último paso para reclamar la cantidad que hemos calculado que nos corresponde como indemnización es presentar una denuncia o demanda. Un abogado experto en este tipo de indemnizaciones podrá asesorarnos mejor que nadie sobre si nos interesa llegar a este punto y, en caso afirmativo, qué tipo de acciones emprender.

A partir de aquí será un Juez quien intervenga y, tras el correspondiente procedimiento, que suele durar entre cuatro meses y un año, dicte sentencia fijando la cantidad que debemos percibir.