www.madridiario.es

¿Puede un negocio deportivo sobrevivir a esta pandemia?

martes 28 de abril de 2020, 10:56h
El coronavirus afecta gravemente al sector de los deportes, pero una buena estrategia puede ser clave para renacer.
¿Puede un negocio deportivo sobrevivir a esta pandemia?
Ampliar

La cantidad de población que pisa las calles ha bajado su número drásticamente. Las necesarias medidas de aislamiento que se han impuesto en los últimos meses han obligado a numerosas familias a permanecer en el hogar y salir solo para las situaciones más necesarias. Una estrategia diseñada para evitar la propagación de la ya más que conocida pandemia del coronavirus.



Una enfermedad de fácil contagio, que no solo ha llevado a este confinamiento, sino que también ha provocado que muchos negocios tengan que cerrar sus puertas de forma temporal o definitiva. La situación pinta muy difícil en muchos sectores, y es el deportivo el que más está sufriendo todo lo que está pasando.


El deporte implica movimiento, implica aire libre o, en su defecto, entrar en unas instalaciones a compartir espacio con otras personas mientras se realiza ejercicio físico. Todo eso ahora mismo es prácticamente imposible, lo que ha herido de gravedad a muchos negocios como gimnasios, centros de alto rendimiento e incluso clubes deportivos o profesionales del sector.


¿Existe una forma de salir?, ¿realmente se puede seguir adelante en este ámbito con lo que está sucediendo? Según Luis Miguel Nantón, sí, aunque se avecinan tiempos realmente difíciles para este terreno.


El responsable del área económica del grupo LUDE-MACROFIT ha concedido unas declaraciones en las que ha dejado una pequeña parcela a las recomendaciones. Nantón considera que lo que hay por delante son importantes turbulencias, pero que se podrá seguir adelante si se sigue el camino adecuado.


“Es fundamental para un gestor consolidar una imagen y un posicionamiento de club deportivo, ahora más que nunca”, explica sobre cuál es ese camino para seguir adelante con un negocio deportivo. Considera que tener la capacidad para amoldarse a este nuevo panorama es esencial, aunque todavía no haya una imagen clara de lo que está por venir debido a lo desconocido de esta enfermedad tan extendida.


Sin embargo, también señala que “el deporte es, y será siempre, sinónimo de calidad de vida y de salud”. Precisamente ese aspecto al que tanto se vincula el ejercicio físico, la salud, es una de las bazas más importantes para cualquier persona que lleve un negocio de este tipo. Sea un gimnasio, sea un lugar para ejercitar o incluso un club dedicado al deporte, esa imagen es algo a explotar y aprovechar de cara al futuro.


En boca de Nantón, “esa es la mejor forma de luchar, y de aportar [...], y de comprometerse con la función social y educativa del deporte”. Salir adelante en estos tiempos tan difíciles implica apoyarse en uno de los aspectos más positivos de la actividad física, y es que esta es clave para la salud, como tantas veces se ha repetido durante tantísimo tiempo.


La imagen del deporte es una muy buena baza, aunque no la única. Por encima de eso, el director financiero de LUDE-MACROFIT tiene claro que es muy importante hacer evolucionar el negocio de forma “imaginativa, creativa, emprendedora e innovadora”. Sin estos factores, sería imposible seguir adelante no solo en estos tiempos tan complicados, sino en cualquiera.


El panorama deportivo pasa por su etapa más oscura debido a la inactividad forzada debido a la anómala situación que se vive en todo el mundo. Es uno de tantos sectores afectados por la COVID-19, pero, desde luego, es también uno de los que más reforzados pueden verse si saben jugar bien sus cartas durante estos y los próximos meses. El deporte nunca puede faltar, y ese será el principal apoyo de los negocios deportivos.