www.madridiario.es

Las cinco curiosidades del pádel que aún no sabes

martes 31 de marzo de 2020, 09:48h
Es una realidad. El pádel ha experimentado un gran crecimiento en las últimas décadas en nuestro país. De ser un deporte puramente asociado a las élites, hoy se he convertido en una afición saludable y de carácter marcadamente social para numerosas comunidades de aficionados en España. Sin embargo, no todos los que la practican conocen todos sus detalles. ¿Quieres conocer alguno?
Las cinco curiosidades del pádel que aún no sabes

1.- Un origen casual

Aunque a priori haya quien pueda pensar que este deporte de raqueta es una especie de versión reducida del tenis, lo cierto es que tiene más similitudes con el frontón. Al menos, en su propio origen. Algunas versiones hablan de que fueron los tripulantes de mercantes británicos a finales del XIX los que desarrollaron las primeras pistas, inspirándose en aquel deporte, entonces mucho más popular que en nuestros días. Sin embargo, lo cierto es que el pádel moderno se desarrolló en México en los años sesenta, cuando el que hoy es considerado su inventor, Enrique Corcuera, mandó construir un muro en la parte trasera de su pista de frontón. Cuentan que lo hizo con una doble misión: evitar perder la pelota con la que practicaba e impedir que la maleza entrara al terreno de juego. Así, dio lugar a una nueva y trepidante disciplina física. El nuevo deporte cruzó el charco de la mano de un aristócrata español, Alfonso de Hohenlohe, quien rápidamente lo extendió por la Costa del Sol, asociando la imagen inicial de esta actividad con la de la clase más enriquecida. Una filiación elitista que hoy ha terminado por democratizarse.

2.- Nunca ha sido un deporte olímpico

La lista de deportes es interminable y la popularidad de cada uno varía mucho más de lo que creemos en función de a qué parte del globo miremos. El pádel ha conseguido implantarse en numerosos países, pero nunca ha llegado a la categoría de modalidad olímpica. Para lograrlo, debería poder constatar que está suficientemente presente en 75 países de cuatro continentes (en la competición masculina) y/o 40 países en tres continentes (en la femenina), entre otros requisitos, que incluyen una votación en el Comité Olímpico Internacional. Las federaciones se han fijado como primer objetivo formar parte de los Europeos de 2023, para los que ya se ha postulado una candidatura.

3.- La puntualidad, por regla

En las reglas de la federación nacional que sirven para estandarizar la práctica del pádel en el país, hay una que quizás sorprenda a muchos: la puntualidad. Textualmente, se obliga a que los partidos se celebren “sin demora” y a que sus horarios se publiquen con suficiente antelación. Otro detalle curioso del nivel de precisión del reglamento es que queda prohibido jugar con “camisetas de tirantes o trajes de baño” bajo pena de expulsión.

4.- El primer mundial, en ‘casa’ de Curro

Un año después de crear su federación nacional, España organizó la primera edición del Campeonato del Mundo de Pádel. Por llamtivo que pueda parecer, se celebró haciéndola coincidir con la Exposición Universal de Sevilla de 1992. Además, tuvo una segunda sede paralela: el Club de Golf La Moraleja en Alcobendas, Madrid. Desde entonces, el campeonato ha viajado a Argentina, Francia, Portugal, Canadá, México y Paraguay, además de recalar en Palma, Murcia y nuevamente en Madrid. Este año 2020 está previsto que Catar lo acoja en noviembre.

5.- Y la potencia mundial es...

Argentina es el país que más veces ha ganado este torneo, que se celebra cada dos años. Su escuelas masculinas y femeninas han obtenido el triunfo en numerosas ocasiones. España y Brasil son las otras dos potencias que alguna vez se han llevado una final. Las mismas tres nacionalidades destacan en el podio del World Padel Tour, el circuito creado en 2012.

padel