www.madridiario.es

¿Son obligatorios los extintores en una comunidad de vecinos?

viernes 31 de enero de 2020, 09:05h

Frecuentemente se nos presentan dudas respecto a la normativa sobre prevención de incendios, que nos impide ver claro cuál es la manera correcta de actuar en alguna ocasión concreta en que debe ser aplicada.

¿Son obligatorios los extintores en una comunidad de vecinos?

El motivo de esta confusión es que en nuestro país la normativa sobre prevención de incendios es muy abundante. Y, por si ello no fuera poco, a ella hay que sumarle las diversas normas que, relacionadas con el tema, dictan tanto las diferentes comunidades autónomas como los diversos ayuntamientos en cada municipio.

En España, tal y como nos comentan desde Extintores Presman, los sistemas de seguridad contra incendios sólo son obligatorios en los edificios que han sido construidos a partir del año 2006 según la normativa incluida en el Código Técnico de Edificación.

En los edificios construidos antes de dicho año las medidas de seguridad contra incendios, y por tanto la instalación de extintores, sólo son obligatorias cuando en el edificio se ha realizado alguna reforma sustancial, como puede ser la instalación de un ascensor.

Hay que tener también en cuenta que, aunque los edificios anteriores al año 2006 no están obligados, los extintores nunca están de más, y que siempre ofrece mucha más seguridad el disponer de ellos, sobre todo si pensamos que estos edificios son más antiguos y, por tanto, más susceptibles a sufrir algún incendio.

Como es lógico, en los edificios que están obligados a instalar extintores, es decir, los construidos a partir del año 2006, la misma normativa dicta cuántos extintores debe haber y cómo deben ser instalados.

Por supuesto, los extintores deberán encontrarse al alcance de cualquier persona, y, como mínimo uno de ellos, se instalará a 15metros o menos de la salida del edificio.

Es obligatorio que haya extintores en cada una de las plantas, siendo imprescindible y de una gran importancia la existencia de carteles que indiquen su situación, con el objetivo de que podamos localizarlos enseguida y, de esta manera, actuar lo antes posible para conseguir la sofocación o extinción del incendio.

La normativa nos indica asimismo las medidas que deben tener tales señalizaciones, lo cual dependerá de la distancia que exista entre ellas y el extintor:

  • A más de 10 metros: Cartel de 210x210 mm.
  • Entre 10 y 20 metros: Cartel de 420x420mm.
  • Entre 20 y 30 metros: Cartel de 594x594 mm.

Los extintores han de ser muy visibles en cualquier momento, y han de serlo incluso de noche o cuando se produzca un corte de luz. Por tanto, han de ser fotoluminiscentes.

Además de instalarse el número adecuado de extintores y hacerlo de la manera correcta, según señala la normativa vigente, es también imprescindible que se lleve a cabo en ellos el mantenimiento correcto, y que periódicamente sean revisados por una empresa dedicada a ello. Sólo de esta manera tendremos la total garantía de que, si en un momento se produce un conato de incendio o tenemos que apagar uno, los extintores nos responderán de la manera correcta, evitando males mayores.

Para que se lleven a cabo tanto el mantenimiento como las revisiones periódicas se firmará un contrato con la empresa correspondiente, acreditada para llevar a cabo dicha tarea.

Según la normativa, se realizarán, de manera obligatoria, las siguientes revisiones:

  • Una vez al trimestre: una inspección obligatoria
  • Una vez al año: una revisión para comprobar, al igual que en el caso anterior, el estado de los diversos componentes de los extintores, el estado de las botellas o su peso
  • Cada 5 años, se realizará una prueba hidráulica, conocida también como retimbrado.