www.madridiario.es

La comida sana también puede ser deliciosa

viernes 27 de septiembre de 2019, 09:13h
Para cuidar del organismo es importante comer de forma saludable. Sin embargo, no es necesario que se mantenga una dieta extrema en todo momento, con tener una dieta equilibrada que aporte todas las vitaminas y minerales necesarias, será suficiente.
La comida sana también puede ser deliciosa
Ampliar

La causa principal del sobrepeso es la mala alimentación, y esto no sólo se refiere a los alimentos grasos, también a los las azucarados. Comer en horarios poco recomendados es otro problema común. Cuidar de las porciones es un factor fundamental, pues los hidratos de carbono no deben consumirse en exceso, al igual que otros grupos alimenticios.

Calabacín: el vegetal más versátil

La ventaja principal de añadir vegetales a la dieta diaria es que éstos pueden ser consumidos en la cantidad que se desee, de hecho, deben ocupar el 50% del plato. A pesar de que se indique que éstos deberían ser consumidos lo más crudos posibles, cocinarlos es una manera de darles un toque divertido, diferente y variado a la comida.

Uno de los vegetales más fáciles de cocinar es el calabacín, pues su sabor es tan sutil y versátil que puede prepararse crudo o cocido, incluso en cremas es delicioso. En la pagina online https://cremacalabacin.com se pueden conseguir las mejores recetas para preparar deliciosos platos, como por ejemplo:

  • Crema de calabacín con espárragos.
  • Crema de calabacín y verduras.
  • Crema de calabacín con nata.

El calabacín es muy variado, en el sentido de que hay muchas especies, como por ejemplo:

  • Mini calabacines.
  • Verdes.
  • Amarillos.

Sin importar cuál se decida comprar, todos pueden ser consumidos sin problema alguno. La diferencia principal entre cada uno es el nivel de dulzura, lo que influirá en el sabor final del plato.

Ventajas de comer calabacín

Gracias a que este vegetal se compone principalmente de agua, sus beneficios son innumerables para la salud:

  • Contiene Omega 3, fósforo, magnesio, calcio y potasio.
  • Aporta vitamina C, B3 y provitamina A. Se recomienda que se consuma crudo para obtener una mayor cantidad de vitaminas.

Por otro lado, ayuda a regular y disminuir la alta presión arterial, facilita la absorción y eliminación de líquidos en el organismo, mientras protegen los ácidos gástricos.

La crema de calabacín se ha vuelto un plato tan famoso porque es el alimento ideal para los bebés, esto se debe a que es un vegetal que muy difícilmente produce alergias. Otra forma de preparar calabacín es hacerlo en forma de lasaña, donde la salsa que lo acompañe debería ser de igual forma, baja en calorías.

La mejor salsa para cualquier plato

Cuando se desea preparar calabacín o alguna otra comida que requiera alguna salsa como aderezo, es necesario que ésta sea fácil de preparar y también saludable, pues de nada servirá preparar comidas bajas en grasas, si algún elemento es alto en calorías.

La salsa bechamel es una de esas salsas que pueden llegar a tener un contenido calórico elevado, pero existen maneras de prepararlas saludablemente. Por ejemplo, en la web bechamel.com.es se consiguen las mejores preparaciones, para consumir algo delicioso sin escaparse de la dieta.

Existen infinidad de recetas para preparar la salsa bechamel, pero los más comunes son:

  • Con quesos.
  • Con leche de almendras.

Por otro lado, esta salsa puede ser usada en diversas preparaciones:

  • Lasañas.
  • Croquetas.

Los ingredientes básicos para su preparación son la cebolla, mantequilla, harina y leche. Son ingredientes que, si se consumen en exceso, contribuyen al aumento de peso, pero para evitar esto es fundamental que se consigan aquellos que sean descremados, sin sal o bajos en grasas.

La salsa bechamel aporta beneficios para la salud

Al ser una preparación que conlleva diferentes ingredientes, cada uno de ellos aportan ventajas para la salud:

  • Ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.
  • Aporta grasos naturales esenciales en la dieta diaria.

Debido a que esta salsa está compuesta por harina, es un buen sustituto de los carbohidratos en cualquier plato, porque a pesar de que están presentes, es en muy baja cantidad. Como se mencionó anteriormente, la clave está en añadir ingredientes bajos en grasas como sustitutos de los originales, por ejemplo:

  • Leche de almendras o de arroz en lugar de leche entera.
  • Aceite de oliva en lugar de mantequilla.

Por otro lado, la salsa bechamel aporta vitamina A, B1, B2, B3, B12 y vitamina C, así como también fósforo, potasio, hierro y sodio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.