www.madridiario.es

Modric lesionado, ¿la gran oportunidad para James de hacerse titular indiscutible?

Modric lesionado, ¿la gran oportunidad para James de hacerse titular indiscutible?
martes 24 de septiembre de 2019, 09:04h

En el Real Madrid todo es extremo, mediático y excesivo. Realizar análisis mesurados referentes a los merengues parece una utopía. El propio club ha contribuido con creces a esta situación con su aparato de propaganda permanente en los medios deportivos. El Real Madrid debe ser noticia un día sí, otro día también. Para bien o para mal esa es la portada que vende.

Se ha presentado una crisis trágica después perder 3 - 0 en casa del PSG entre semana por la Champions League, y un júbilo total luego de ganar 0 - 1 en el Sánchez Pizjuán frente al Sevilla (hasta entonces líder de La Liga). Las quinielas de los mejores casinos online han volteado su pronóstico para el campeonato en un instante. Por esta razón, el fichaje estrella del verano, el belga Eden Hazard, declaró hace unos días "en Chelsea perder o empatar no era tan dramático, aquí todo es distinto".

En el otro extremo de la ecuación están jugadores como James Rodríguez y Gareth Bale, acostumbrados al ruido externo tras varios años de estancia en el club. Además, tanto el futbolista colombiano como el galés fueron señalados como los principales descartes del técnico Zidane al comienzo del último mercado de traspasos. Sin embargo, entre la falta de ofertas convincentes y las ganas de revancha, ambos terminaron formando parte de la plantilla definitiva para la temporada 2019 - 2020.

Adicionalmente, las lesiones de Marco Asensio (larga duración) y Luka Modric terminaron por brindarles una oportunidad definitiva para reivindicarse. La relación entre Zinedine Zidane y James quedó muy deteriorada al término de la temporada 2016 - 2017. El cucuteño fue un jugador fijo de la "unidad B" empleada con solvencia en el torneo local y un descarte en la final de Liga de Campeones ganada por el Madrid en Cardiff frente a la Juventus.

¿Qué ha cambiado?

James se marchó siendo cedido dos temporadas a Múnich, en donde comenzó muy bien con Carletto Ancelotti y finalizó siendo un descartado por Nico Kovac. ZZ no lo quería porque pensó que no lo necesitaba. Pero el tan ansiado fichaje de Paul Pogba nunca llegó y la pretemporada no fue la mejor medicina para curar los traumas de la campaña anterior.

Es importante señalar que James siempre ha sido muy admirado por el presidente del Real, Florentino Pérez. Es más, Rodríguez no vendió su casa de Madrid, ciudad que siempre ha sido de su agrado. Probablemente, la humillante derrota de pretemporada por 7 - 3 contra el Atlético de Madrid fue determinante para que James no fuese vendido a los colchoneros.

Si en algún momento existió esa posibilidad, quedó descartada de plano. No se podía seguir reforzando a un rival directo (ya era suficiente con la venta de Llorente y la comisión recibida por el traspaso de Hermoso desde el Espanyol). Luego de tanto preámbulo incómodo, Zidane declaró que "va a contar con él" y el futbolista cafetero se quedó con el 16, el nuevo número de moda en la tienda oficial de los blancos.

Finalmente, la lesión de Modric mientras estaba con Croacia durante la fecha FIFA de septiembre, le abrió las puertas a la titularidad. Aunque James sigue siendo (al igual que en la anterior etapa con Zidane) el primer o segundo titular sustituido, las circunstancias son completamente diferentes. Antes, el criterio (o el feeling) del entrenador no coincidía con el desempeño del cucuteño. Ahora, es un cambio necesario, pues Rodríguez "riega el campo con su sudor". Más bien hay que cuidarlo.

Cambiando la indiferencia por elogios

La fría (prácticamente inexistente) relación entre técnico y jugador parece cuestión del pasado. En las últimas ruedas de prensa Zidane ha destacado la entrega y el compromiso de James (al igual que Bale). Incluso, en los empates frente a Valladolid y Villarreal, y en la goleada recibida en París, James nunca escatimó en esfuerzos.

La tan solicitada intensidad del equipo, James la ha puesto de sobra en cada partido. El futbolista colombiano se mueve y se ofrece permanentemente para recibir y armar juego; también aparece cuando toca "repartir leña". Hasta el momento, el aporte estadístico ofensivo de Rodríguez "se limita" a un par de asistencias. Pero es demasiado sesgado medir a un jugador solo por un parámetro.

Los técnicos (y la grada del Bernabéu) siempre han respetado a los jugadores que lo dan todo en la cancha. Por cierto, la afición merengue siempre ha mostrado su afecto hacia James. Esto no es un detalle menor. Los aficionados del conjunto madrileño deben ser los más exigentes del mundo. Basta con preguntarle al mismo Zidane para comprobarlo, "Hasta yo he sido abucheado aquí", dijo hace un par de temporadas el francés.

La camisa blanca puede pesar muchísimo si el jugador no tiene la personalidad suficiente para convivir con toda la presión perpetua que significa portar el escudo del Real. En consecuencia, los "obreros" necesarios como Lucas Vázquez o Nacho han tenido garantizada su respectiva cuota de minutos importantes. El mismo Isco, supo hace un par de años cambiar su estatus de suplente a titular en base a trabajo duro. Camino que debe recorrer nuevamente el malagueño.

El partido contra el Atlético, clave

Se vienen encuentros contra dos rivales rocosos, ordenados y muy disciplinados: Osasuna como local y Atlético en el Wanda Metropolitano. Aunque evidentemente el equipo más difícil es el rival de ciudad, el Real Madrid no debe relajarse en lo más mínimo frente al conjunto vasco.

Cabe recordar que los "conjuntos modestos" han utilizado la "ansiedad del Bernabéu" a su favor. El correr de los minutos en su estadio parece presionar más a los merengues que a los visitantes. No obstante, la hoja de ruta está clara (la misma utilizada en Sevilla): líneas juntas, solidaridad defensiva, presión y, sobre todo, intensidad. Un desempeño que reúna esas cualidades muy difícilmente producirá resultados desfavorables.

La única incógnita en torno a James es cuál será su estatus ahora que Modric e Isco parecen haberse recuperado de sus respectivas dolencias. El "método Zidane" ha demostrado ser proclive a repartir minutos a todos los integrantes del equipo. Por ello, es posible que contra Osasuna se observen varias rotaciones para ir integrando a los teóricamente suplentes con el ritmo de los partidos.

Si Zidane mantiene su congruencia habitual, James debería ser titular frente al Atlético. En caso de continuar con la entrega demostrada hasta ahora, Rodríguez tiene pinta de formar parte del once seleccionado para los partidos importantes, en lugar de ser habitual de la "unidad B".