www.madridiario.es

¿Cómo ahorrar en la compra y en el uso de tus electrodomésticos?

miércoles 06 de marzo de 2019, 09:54h

Si existe algo que se necesita en toda vivienda para que las familias podamos tener una buena calidad de vida, son los electrodomésticos. Pueden ser más o menos en función de las necesidades de cada hogar español, pero siempre estarán presentes en mayor o menor medida.

¿Cómo ahorrar en la compra y en el uso de tus electrodomésticos?
Ampliar

Por lo menos una nevera y una lavadora, son los aparatos básicos que en nuestro país exigimos tener en la casa para que esté completa y sea funcional. El lavavajillas puede que no sea imprescindible en nuestra casa pero nos ayudará también a ahorrar mucho detergente y agua al lavar los platos, además de evitarnos emplear nuestro tiempo de ocio en esta tarea.

Este tipo de aparatos suponen una inversión considerable para muchos hogares, lo que hace que nos fijemos en dos cosas.

Por un lado, en las maneras de ahorrar dinero usando y manteniendo como corresponde los aparatos que ya tenemos de forma responsable y por otro, desde el lado de la compra, buscar una tienda de electrodomesticos online o física que nos ofrezca un producto con un buen asesoramiento y sobre todo a un buen precio.

Consejos y formas de ahorrar dinero con tus electrodomésticos

Para la compra, acude a tiendas físicas u online alternativas a los grandes centros:

Otra forma de reducir costes es revisando tiendas online que ofrezcan esos electrodomésticos y no sean las de las tiendas de gran tamaño más conocidas.

Las grandes superficies no siempre ofrecen los mejores precios al ser conscientes de que los consumidores pueden comprar en ellas sólo por conocerlas y verlas más a menudo.

Existen tiendas menos conocidas que para competir contra las grandes superficies actualizan diariamente sus precios para ofrecer a sus posibles compradores una cifra menor a la que se encontrarían en una empresa de mayor tamaño. Al tener menos personal, menos gastos de marketing y locales más modestos, pueden ser más competitivos que las grandes cadenas.

Esto es especialmente importante en el caso de buscar comprar electrodomésticos A++ o A+++ como frigoríficos o lavadoras que tengan una alta eficiencia.

Este tipo de locales están dispuestos a reducir sus beneficios a cambio de captar clientes ofreciéndoles los mismos productos que otras empresas pero a menor coste.

Para el uso, elige modelos con etiquetado energético de alta eficiencia:

Utilizar electrodomésticos que sean A+, A++ o A+++ garantizará un ahorro eléctrico a largo plazo que reducirá tu factura todos los meses.

Aunque su precio será ligeramente superior a otros modelos con peor eficiencia, acabarás ahorrando dinero. Por ejemplo, los frigorificos están 24 horas conectados y consumiendo energía. Por lo que un modelo A+++ supondrá ahorrar un dinero considerable a final de año.

Reduce el tamaño de tu siguiente nevera:

Dependiendo de las necesidades de cada hogar, quizá sea posible comprar una nevera pequeña.

Cuanto más grande sea, más consumo tendrá y mayor factura vendrá a finales de mes. Especialmente por el gasto que supone el congelador del frigorífico.

Elegir los sitios correctos para cada electrodoméstico:

Para que la nevera funcione de la forma más óptima posible, lo adecuado será situarla lejos de fuentes de calor que hagan que suba su temperatura y por tanto tengan que gastar más energía para refrigerla.

Es decir, mantén el frigorífico lo más lejos posible de electrodomésticos como el lavavajillas o el horno para evitar que consumir más energía de la necesaria en mantener su interior estable y frío.

Programas de lavado en baja temperatura:

Las lavadoras no debemos usarlas siempre con un programa de agua caliente. De hecho, en la mayoría de ocasiones no hace falta.

Si usas la lavadora con agua fría o a baja temperatura, ahorrarás el coste energético que supone calentar el agua hasta la temperatura elegida. En muchas ocasiones el resultado es el mismo para muchos materiales.

No guardes comida caliente en la nevera:

Introducir alimentos calientes en el frigorífico aumentará su temperatura y provocará que tenga que gastar energía en enfriar nuevamente su interior innecesariamente. Déjala que enfríe y después métela.

Revisa el estado de los electrodomésticos en busca de fallos

Algunos aparatos como las neveras cuentan con gomas o juntas que se pueden deteriorar con el paso del tiempo y hacer que funcionen peor. Si encuentras que una goma está gastada, puedes reemplazarla por una nueva y alargar así la vida útil de tus electrodomésticos.

Todos estos consejos sumados, harán que a finales de año, tu cuenta bancaria tenga un pequeño fondo extra gracias a llevar a las prácticas estas ideas.