www.madridiario.es

Colchones de ensueño

Por MDO
viernes 18 de mayo de 2018, 09:16h

Todo colchón para dormir tiene su período de vida calculado. A veces, los usamos más tiempo del que deberíamos, pero eso seguramente pasa porque no se sabe cuándo es el momento indicado de decirle “adiós” a ese colchón viejo y abrirle los brazos a uno nuevo. Sin embargo, el precio es un aspecto importante a tener en cuenta. Por eso, debemos analizar bien cuáles son los mejores colchones baratos para comprar.

Colchones de ensueño
(Foto: Pixabay)

Los colchones normalmente tienen un periodo de vida de unos diez años aproximadamente, unos duran algo más y otros algo menos. No obstante, si hay señales de hundimiento o de un descenso de la calidad de sueño, entonces es el momento de evaluar en qué estado se encuentra el colchón y cambiarlo por otro.


Tipos de colchones

Entre los tipos de colchones que se pueden comprar, se encuentran los siguientes:


Colchones viscoelásticos

Los colchones viscoelásticos son generalmente los mejores colchones que podemos conseguir en el mercado. Esto colchones se caracterizan por ceñirse a nuestro cuerpo, adaptándose a la forma que tenga el mismo. Este tipo de colchones dan una sensación de hundimiento que es proporcional al grosor de la capa viscoelástica (hasta 2 cm). Al eludir los puntos de presión en el cuerpo, el colchón podrá adaptarse sin problema a cualquier tipo de persona y proveerá de una mayor independencia de lechos.


Colchones de látex

Este tipo de colchones cuentan con un núcleo compacto de látex. Esto provoca que se necesite una base y una funda protectora que le permita al colchón transpirar. Se trata de uno de los materiales que da más sensación de adaptabilidad, lo cual es ideal para aquellas personas que les gusta dormir en colchones de firmeza baja.


Colchones de muelles

Los colchones de muelles son los que aportan una mayor frescura, sobre todo, si los comparamos con los de muelle ensacado, gracias a que los agujeros que hay entre los propios muelles ayuden a que tengan una buena ventilación, haciéndolos idóneos para personas calurosas. Se recomienda que cada 3 meses se den la vuelta.


Colchones de muelles ensacados

El núcleo se configura por la unión de bolsas o sacos unidos mutuamente, que poseen, cada uno un muelle. Destacan por la independencia de lechos que otorga a los durmientes, puesto que los muebles se extienden de forma independiente, lo que significa tener una recepción gradual del cuerpo.


Este tipo de colchones son casi tan acomodables como los colchones de látex, pero con una capacidad de transpirar mayor, con mejor higiene y más firmeza. Su atributo fundamental es la adaptabilidad. Son colchones muy interesantes para parejas: los movimientos de uno de los durmientes no tendrá por qué incomodar al otro y el durmiente con menos peso no tendrá porqué irse al centro del colchón.


Colchones de espumación HR


Estos colchones tienen una gran capacidad de adaptarse y una mayor firmeza. Tienen la capacidad de volver a la forma original que tenían antes de recibir una presión. Pertenecen a los llamados colchones de la nueva generación sin muelles. Estos tienen una buena adaptabilidad pero una transpirabilidad un tanto disminuida. Por tanto, no son los más indicados para entornos húmedos o personas que son muy calurosas.