www.madridiario.es

Grupo Cuñado - Creando los materiales de la arquitectura moderna

martes 10 de octubre de 2017, 09:23h
La tecnología avanza a pasos agigantados, y tiene aplicaciones en todos los ámbitos. Uno de ellos es en los materiales, y esto genera un impacto directo en la arquitectura y una revolución en el skyline de las ciudades.
Grupo Cuñado - Creando los materiales de la arquitectura moderna
Ampliar

Uno de los impactos más significativos en el perfil arquitectónico de la ciudad se dio en Bilbao en el otoño de 1997, cuando fue inaugurado el Museo Guggenheim, constituido por formas curvilíneas y retorcidas, recubiertas de piedra caliza, cortinas de cristal y planchas de titanio. Con el Guggenheim se ha logrado, además de impactar en el skyline, pasar de una ciudad industrial, degradada y sin apenas interés turístico, a una imagen de ciudad moderna, que resurge con fuerza y espíritu dinámico de las cenizas de la industria pesada tradicional. Bilbao y por ende toda Euskadi se encuentran ahora en el mapa del mundo. Y esto se refleja en un incremento del 27% en el número de turistas en el año siguiente a su inauguración, y acercando y consolidando nuevos mercados de turismo, como Israel, Japón y EEUU.

La creación de una imagen positiva es la primera estrategia necesaria para el marketing turístico y esta imagen va ligada a diseños innovadores como los del Guggenheim que se pueden plasmar gracias a materiales también innovadores, y aquí es donde entra Grupo Cuñado.

Cuando comenzaron las obras del museo en 1992, el elemento de la estructura exterior primaria iba a ser de acero inoxidable pulido, pero el arquitecto de la obra, Frank O. Gehry, no estaba totalmente convencido con este material e investigó varias opciones.

Grupo Cuñado hizo llegar al arquitecto una muestra del titanio que más tarde usaría como revestimiento, siendo finalmente ésta la empresa elegida para tratar químicamente y laminar la materia prima. Además de sus propiedades cromáticas, altamente apreciadas por el arquitecto americano, se valoraron sus extraordinarias capacidades mecánicas, así como su resistencia a la corrosión. Asimismo, la ligereza, plasticidad y flexibilidad del titanio frente a otros materiales permitieron su fácil adaptación a las complejas superficies de este diseño tan radical.

Así, la innovación y la calidad de los materiales de Grupo Cuñado fueron un elemento clave en la realización de una de las figuras arquitectónicas modernas más importantes de nuestro país.

Además a día de hoy, el Grupo Cuñado se caracteriza por la calidad de todos los materiales con los que trabaja; dispone de más de 265.000 m² de superficies cubiertas repartidas entre almacenes, oficinas y una fábrica, convirtiéndolos en unos de los principales distribuidores de válvulas del continente europeo.

El Grupo está compuesto por un conjunto de empresas dedicadas al suministro de tuberías, válvulas, accesorios y misceláneos, necesarios para multitud de industrias, proyectos de explotación de petróleo, alimentación, plantas de tratamiento de aguas, etc.

También se han utilizado materiales de Grupo Cuñado en otras Obras emblemáticas como la Puerta de la ilustración y el Obelisco Caja Madrid de Plaza de Castilla, ambos situados en Madrid, una muestra más de la importancia de Grupo Cuñado en la configuración arquitectónica de nuestro país.