www.madridiario.es

Aprende a motivarte con las mejores frases

La motivación podría considerarse uno de los motores de los seres humanos. Tener la motivación suficiente para trabajar, para estudiar, para aprender algo nuevo, para conseguir una nueva meta… todas nuestras acciones, por pequeñas que sean, requieren de una dosis de motivación. Casi podemos decir que sin ella apenas conseguiríamos nada.
Aprende a motivarte con las mejores frases
Ampliar

Pero lo cierto es que muchas veces esta motivación nos falta, no encontramos las fuerzas suficientes para hacer ciertas cosas y no acabamos de encontrar ese punto clave que nos hace movernos y seguir adelante. Por ese motivo, a continuación explicamos una forma de motivarse.

¿Cómo puedo motivarme?

A veces buscar la motivación es más sencillo de lo que creemos. No hace falta intentar encontrar grandes soluciones, sino que a veces es mucho más simple. Por ejemplo, una técnica muy cómoda y que da muy buenos resultados es la de utilizar frases motivacionales.


Hacerte con una serie de frases bonitas cortas que te gusten y te despierten un instinto motivacional puede ser una muy buena idea. Así, estas frases puedes imprimírtelas en distintos tamaños y en distintos folios (a modo de cuadros) para ir colocándolas en puntos claves de la casa. Una de las frases podrías tenerla a los pies de la cama, para verla nada más levantarte; otra, encima del escritorio; otra, en la puerta de tu habitación; otra, en la puerta de la nevera, y así constantemente. De este modo, cada cierto tiempo verás esas frases que significan algo para ti y te ayudarán a tener fuerza, te creerás más capaz y volverás a tener la energía para seguir adelante. Incluso en esos momento en que te sientas más cansado o desganado, bastará con levantar la mirada y ver el papel para recordar el mensaje.


Siguiendo este consejo, también es posible ir un paso más allá si hay alguna frase que verdaderamente te motive, te despierte algo y sientes que conectas con ella. ¿Sabías que existe la posibilidad de hacer vinilos con frases? De hecho, ésta puede ser incluso mejor opción que la anterior. Puedes, simplemente, encargar un vinilo decorativo que contenga esa frase que te motive, para así después colocarlo en un lugar estratégico que vayas a ver todos los días. Ésta es una manera muy especial de recordar por qué tienes que levantarte con fuerza y ganas cada día.


Otra opción es guardar este tipo de frases en otro lugar más allá del mero papel. Ahora que la tecnología es casi nuestra mejor amiga, que los aparatos electrónicos nos acompañan allá donde vamos, y especialmente nuestro smartphone, ¿por qué no lo aprovechamos? Podemos escoger alguna de las frases de amistad que más nos ilusionen y motiven, y ponerla, por ejemplo, como estado. Así, tendremos guardado constantemente ese lema que tanto nos gusta, y que podremos ver siempre que queramos. Además, el estado que utilizamos en Whatsapp nos representa, es algo que queremos que vean de nosotros, con lo que se nos identifique. ¿Y qué mejor que nos relacionen con una frase optimista y animada?

Ayuda a otros a motivarse

A veces no somos nosotros quienes no estamos motivados, sino nuestros familiares cercanos o nuestros amigos. Pero aunque no lo creamos, nosotros también podemos ayudar a que ellos se motiven. Además, si en momentos de flaqueza ellos ven que hay alguien que los apoya y los ayuda, se sentirán de por sí mucho más animados.


Podemos optar por regalarles algunas de las frases que nos han servido a nosotros, como en el apartado anterior. También le podemos imprimir la más motivadora en un folio bonito y entregárselo a modo de regalo.


Aunque otra opción -quizás más trabajada y bonita- es utilizar las frases para manualidades como éstas. Por ejemplo, se puede hacer un marco de fotos, para escribir en él la frase elegida y colocar en su interior de una foto nuestra con la persona en cuestión. Así, este preciado regalo tendrá un gran efecto en la persona que vaya a recibirlo, pues ya no es sólo un recuerdo con alguien querido, sino que aúna el hecho de ser un regalo especial, personalizado y con una frase para ayudarnos en momentos de poca energía.


Por tanto, encontrar la motivación -aunque en ocasiones parezca muy complicado- es mucho más sencillo de lo que creemos. Basta con pequeños gestos, con pequeños trucos que nos ayuden diariamente para ir cogiendo, poco a poco, la fuerza que necesitamos para llevar a cabo nuestras tareas y conseguir nuestras metas. Escoger bien la frase, ponerla en un sitio que nos resulte agradable, llevarla siempre encima, y poner de nuestra parte; con estos trucos no habrá obstáculo que nos pare. ¿Y tú, estás preparado ya para conseguir todo lo que te propongas?