www.madridiario.es

Hábitos del día a día que incrementan el bienestar y mejoran tu salud

El hombre es un animal de costumbres, y desafortunadamente algunas de ellas influyen negativamente en el bienestar del mismo. Sin embargo, existen otras que en caso de ponerlas en práctica a diario logran que te sientas mejor e incluso influyen en tu salud provocando que mejore considerablemente.
Hábitos del día a día que incrementan el bienestar y mejoran tu salud
Ampliar

Dichos hábitos no solamente se resumen en la alimentación de las personas, sino que van más allá pasando por la adquisición de determinados productos. Siguiendo todas las recomendaciones que leerás a continuación pasarás a gozar de un nivel de bienestar notablemente mayor al mismo tiempo en que se hace patente una gran mejoría en lo que se refiere a tu propia salud.

Uno de los hábitos saludables que muchos individuos ponen en práctica es el de beber leche a diario, acción que recomiendan profesionales de la medicina de todo el mundo. Ello acarrea para algunas personas el hecho de tener que lidiar posteriormente con digestiones algo pesadas, las cuales no acontecen optando por ingerir el mismo producto en su versión sin lactosa. Éste goza de un sabor más endulzado fruto del añadido de la lactasa, destacando entre los beneficios de la leche sin lactosa sobretodo la mayor ligereza en términos digestivos logrando una metabolización en tiempo récord. Ello es gracias a que la ínfima cantidad de lactosa que está presente en este tipo de bebidas lácteas ha pasado por un proceso de hidrólisis, evitando que el pequeño porcentaje de dicha enzima afecte negativamente a los sujetos que presentan una intolerancia a la lactosa en un grado no demasiado elevado. De esta manera no se ven obligados a prescindir de la leche en sus respectivas dietas beneficiándose de las ventajas nutricionales que brinda, siendo el aporte de calcio una de las más importantes.


Tras sustituir la leche con lactosa por su versión en la que la mencionada enzima está presente en una cantidad irrisoria conviene adoptar otro hábito relacionado con la comida, el cual consiste en ingerir alimentos con vitamina D que ayudan no solamente a los individuos que sufren una deficiencia de la misma, sino también al resto de personas fortaleciendo el estado de la estructura ósea e incluso mejorando ciertas afecciones de la piel como la psoriasis. Añadir a tu dieta alimentos como salmón y huevos además de la anteriormente mencionada bebida láctea causará en tu organismo un aumento de la vitamina D alcanzando el nivel óptimo con tal de que tu vitalidad sea máxima. Por si fuera poco correrás un menor riesgo de sufrir lesiones en los huesos gracias a la gran fortaleza que todos ellos pasarán a tener.

Más allá de los hábitos relacionados con los alimentos también son de gran importancia aquellos que hacen referencia a adquirir ciertos elementos que han sido creados para aportarle al ser humano el confort que necesita e incluso mejorar algunas de sus funciones vitales. Uno de los más relevantes se resume en disponer de un colchón que te permita descansar durante las ocho horas que todo sujeto requiere sin provocar los clásicos dolores de espalda u otros contratiempos similares. Optando por cualquiera de los modelos viscoelásticos que existen en la actualidad notarás una gran mejoría en términos de comodidad, despertándote en cada ocasión de manera totalmente descansada sin que tu cuerpo se resienta lo más mínimo. Este tipo de colchones son ideales para individuos que duermen tanto en solitario como en compañía, resultando fundamentales en este último caso debido a que evitan los ruidos producidos al efectuar movimientos encima de ellos, imposibilitando así que un miembro de la pareja despierte al otro por dicho motivo.


De poco sirve disponer de un buen colchón si el porcentaje de humedad de la habitación en cuestión dista de ser el ideal. Un hábito que afortunadamente se ha ido extendiendo poco a poco consiste en utilizar un humidificador que evapora el agua presente en su interior con tal de que pase a formar parte del ambiente, facilitando así tu respiración. Algunas personas se mostraban reacias a la adquisición de este tipo de dispositivos alegando que les resultaba difícil descansar por el ruido que emitían, pero optando por modelos ultrasónicos creados por marcas de prestigio el habitáculo pasa a incrementar el grado de humedad sin que el silencio sea alterado en absoluto. Esta recomendación es frecuentemente realizada por médicos independientemente de si sus pacientes sufren o no alguna afección respiratoria como el asma, ya que los individuos que no presentan problemas en este sentido también se ven beneficiados por la presencia de un humidificador en sus viviendas.

Acostumbrarte a los hábitos que han sido mencionados no exige ningún tipo de esfuerzo, y el desembolso económico que debe ser llevado a cabo para ponerlos en práctica se amortiza en las primeras semanas tras empezar a hacerse patente en tu salud la mejoría que proporcionan dichas recomendaciones en caso de aplicarlas día tras día.