www.madridiario.es

El deporte rey al descubierto

Uno de los deportes que más atrae la atención de hombres y mujeres de cualquier edad es, sin dudas, el fútbol. Tanto es así, que nadie duda que sea el deporte rey por excelencia; innumerables son las personas que lo practican y aún muchas más las que lo disfrutan como espectadores. Sin embargo, esto no es casual y cabe preguntarse cuáles son los factores que posicionan al fútbol en este lugar de privilegio.

El deporte rey al descubierto
Ampliar

El primer factor que hace del fútbol un fenómeno incomparable es que es posible practicarlo prácticamente sin medios. Este dato, a priori, puede parecer menor, pero en realidad no lo es y podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que es precisamente esa, la clave de su éxito.

La mayoría de los deportes exigen ciertos requisitos mínimos para poder practicarse. El ciclismo requiere una bicicleta, el tenis raquetas y pelotas, los deportes de agua necesitan de una piscina. Sin embargo, al fútbol se puede jugar solo con una pelota, e incluso en el peor de los casos con algo que la sustituya: una pelota de trapo, un papel hecho bola o incluso una piedra. Además, se puede practicar en cualquier superficie, ya sea de tierra, pasto o arena.

Estas características tan flexibles a la hora de practicarlo facilita el desarrollo del fútbol en todos los estratos de la sociedad. Por otro lado, para aquellos que no lo practican, pero son fervientes seguidores, internet ha puesto sin lugar a dudas su grano de arena haciendo que se pueda disfrutar del fútbol estés donde estés, con páginas especializadas, como la Sancadilla, un espacio virtual donde estar al tanto de todo lo relacionado con este deporte que mueve masas.

Siguiendo la columna de este diario virtual, sancadilla.tv, podrás conocer todos los datos del fútbol a nivel mundial, porque como todos sabemos, para los aficionados a este deporte no existen fronteras e, independientemente de mostrar mayores simpatías por uno o varios equipos, la realidad es que siempre disfrutan de un buen partido y gustan saber cómo se están desarrollando las distintas ligas a nivel internacional.

La liga mexicana

La Liga mexicana o Liga MX ha conseguido situarse por méritos propios en los últimos años en una posición de relevancia dentro del fútbol a nivel mundial. En el continente americano, México se disputa el puesto de honor en excelencia dentro del marco internacional con rivales de la talla de la Liga brasileña o la Liga argentina.

Por su parte, en Norteamérica mantiene el primer puesto de momento, pero sí es cierto que la FMF no puede competir con la inyección económica de patrocinadores con la que cuenta la Liga estadounidense, que está creciendo en los últimos años a un ritmo imparable. A pesar de no ser este un país con tradición futbolera, cada vez se le suman más adeptos, debido en gran parte a la población inmigrante que está extendiendo esta afición entre los propios estadounidenses.

La Liga mexicana tiene mucho camino por recorrer y se le augura un gran futuro, pero necesita del apoyo y la inversión de los organismos gubernamentales para no ser absorbida por las grandes potencias con más recursos económicos.

La inversión económica marca la diferencia en el fútbol de elite

La práctica del fútbol, como decíamos no necesita prácticamente ningún recurso económico y de ahí su enorme popularidad. De hecho, el fútbol tiene una ventaja añadida en este sentido: la falta de medios en muchas ocasiones no es una desventaja.

Grandes jugadores, sobre todo brasileños y africanos, tienen un dominio excepcional del balón precisamente porque se han criado jugando en campos en malas condiciones que dejaban mucho que desear. En estos campos, el movimiento del balón no es lineal, sino prácticamente impredecible, y eso hace que con la práctica prolongada, jugando en terrenos así de difíciles, el jugador desarrolle unos reflejos inigualables.

Pero cuando hablamos del fútbol profesional, ese que mueve masas, y no solo de personas sino también de dinero, los intereses económicos son tales que todo debe estar debidamente orquestado para que funcione a la perfección.

Aquí, las labores de marketing, los patrocinadores y los esfuerzos que haga el propio gobierno del país por este deporte en el marco profesional, sí que marca la diferencia entre posicionarse en la élite del panorama internacional o pasar completamente desapercibidos.

Estos factores previamente mencionados, como el de afición en todos los estratos de la sociedad, junto con las grandes cifras que mueve anualmente este deporte, han hecho que el fútbol se convierta en un fenómeno mundial. Hoy día, en cualquier esquina del planeta, encontrarás a un grupo de niños pateando un balón. En cada barrio y en cada casa, cientos de personas juegan a ese deporte y lo disfrutan al máximo, siguiendo a sus equipos favoritos en televisión y estando al tanto de todas las noticias relacionadas con él.

Las cifras hablan por sí solas de su popularidad. La industria del Fútbol Mundial genera 700.000 millones de dólares (632.000 millones de euros) cada año, lo que supone el uno por ciento del producto interior bruto (PIB) mundial, según dijo Gavin Llewellyn, presidente de la comisión de la propiedad intelectual de la Unión Internacional de Abogados (UIA).

Llewellyn añadió que los datos más recientes "sugieren que los ingresos globales procedentes de la venta de entradas y los acuerdos de emisión y patrocinio en 2014 se aproximaron a los 80.000 millones de dólares”.