www.madridiario.es
¿Qué es el outsourcing o la externalización de nóminas?
Ampliar

¿Qué es el outsourcing o la externalización de nóminas?

viernes 28 de julio de 2017, 14:01h
El outsourcing o externalización de nóminas es una estrategia de empresas que se lleva a cabo con el fin de obtener ventajas competitivas de primer orden y/o de segundo orden mediante la contratación de servicios para externalizar el pago de las nóminas a los empleados. Los servicios outsourcing se centran en la gestión de nóminas de empleados, lo que garantiza así el mejor asesoramiento en la tramitación de estos documentos y el consiguiente ahorro de tiempo.

¿Qué servicios garantiza la externalización de nóminas? Más allá del asesoramiento en cómo llevar a cabo el pago de las nóminas, el outsourcing confecciona finiquitos, da altas y bajas de la Seguridad Social y también inscribe a nuevas empresas en este registro, tramita partes de accidentes laborales, redacta prórrogas, gestiona ERES y, lo más importante, mantiene a la empresa solicitante al tanto de su departamento laboral las 24 horas del día.

Hoy en día, con la crisis económica que atraviesa gran parte del mundo, es difícil que las empresas puedan sobrevivir con una economía independiente, y es por ello que muchas de ellas se acojan a la opción de unirse a otras que desempeñen el papel de outsourcing, es decir, que se encarguen de la gestión de las nóminas o les asesoren en este sentido. Se opta por los servicios de esta empresa externalizadora solo cuando la marca lo necesite, aunque en la actualidad es cierto que cada vez más empresas ven esto como una estrategia competitiva al poder centrar más tiempo y atención en otras actividades.

Entre las ventajas del outsourcing, además de la reducción de costes fijos, destaca la posibilidad de concentrar esfuerzos en actividades más importantes del negocio y no gastar tanto en tramitación de nóminas, de las cuales se encarga la empresa asociada, pues permite que los sueldos sean administrados o asesorados para su mejor distribución por la otra empresa. Los costes fijos se convierten en variables, no se depende de personal en fechas determinadas como vacaciones, se mantiene la confidencialidad y se asegura una asesoría de expertos especializados. De este modo, se entiende que la externalización de nóminas es un fenómeno en auge.

Por otro lado, gracias al outsourcing se puede dedicar más tiempo a alcanzar nuevos retos y planteamientos de la empresa. Aun así, la externalización de nóminas de una empresa también puede contar con una serie de desventajas, las cuales pueden evitarse si se atiende bien al uso del outsourcing:

En primer lugar, la externalización siempre debe llevar un control y saber en todo momento cómo se encuentran las nóminas, ya que en el momento en que haya algún problema el empleado se dirige a su propia empresa. En caso de que la empresa que se dedica a externalizar se declare en quiebra, será necesario volver a internalizar esa actividad de nóminas o contratar una nueva empresa outsourcing. En cualquier caso, lo ideal es contratar desde el principio una empresa que cuente con una larga y buena trayectoria en externalización.

Por último, es necesario que entre la marca y la empresa de outsourcing exista una buena comunicación, y no discrepancias en relación con el contrato de externalización, para que la actividad a externalizar no pueda ocasionar problemas para la empresa.