www.madridiario.es
Audiencia Provincial de Madrid en la calle Santiago de Compostela número 96, donde se está juzgando el asesinato.
Ampliar
Audiencia Provincial de Madrid en la calle Santiago de Compostela número 96, donde se está juzgando el asesinato. (Foto: Kike Rincón)

La Policía desmonta la versión del asesino de la turista danesa asesinada en 2014

miércoles 29 de junio de 2016, 16:55h
El juicio contra el asesino confeso de una turista danesa en 2014, la joven de 27 años Anne Strande, ha proseguido este miércoles con el relato de los agentes de la Policía Nacional, Científica y Judicial que acudieron la madrugada del 13 de junio al lugar del crimen poco después de los hechos, encontrándose con un panorama "horrible" que no coincide con el descrito por el belga Dave V.
Parapetado tras su abogado, el acusado ha escuchado atento la declaración de los policías. En el momento en que uno de ellos relataba que el rostro de la chica estaba desfigurado, al no distinguirse los ojos ni la boca, Dave se ha tapado la cara con las manos. El asesino confeso se enfrenta a una pena de 28 años de cárcel por asesinato y un delito de incendio. Su defensa rebaja esa petición a diez años por homicidio y delito de daños. En su declaración, manifestó que usó el cable de un ordenador para matar a la víctima, que tenía alquilado un piso en la empresa en la que colaboraba ya que era autónomo.

Según su versión, estaban en la cama, se cayeron y forcejearon en el suelo durante un rato hasta que él "uso el cable". Sin embargo, varios agentes han detallado que el cuerpo estaba encima de la cama, boca abajo, en forma transversal y desnudo. Tenía el cable alrededor del cuello y varias cerillas en la parte de abajo de la nuca. El fiscal cree que la mató mientras dormía.

Una de las agentes que participó en el levantamiento del cadáver ha explicado que tardaron un rato hasta que se dio la vuelta al cuerpo, ya que había peligro de que se partiera porque estaba rígido como consecuencia de las llamas. Una vez que le dieron la vuelta, se quedó horrorizada. "Tenía la cara deformada. No se veían los ojos ni la boca. Era horrible. Todo el rostro desfigurado", ha recordado.

Otro de los policías del Grupo V de Homocidios ha contado que la chica tenía la mano en la zona genital y que estaba encima del muelle de la cama, ya que todo quedó calcinado después de que éste emprendiera una botella de aceite encima del cuerpo de la joven.

Estos agentes participaron además en la toma de declaración del acusado, indicando que él contaba todo lo que pensaba y que en ningún momento se le indujo a que contara nada. "Nos dijo que estaba bebido y drogado y contó el tema de Gerona", ha dicho uno de los policías en alusión a la confesión de que había descuartizado a una chica en Gerona.

Hechos juzgados

Según el relato del fiscal, el acusado salió de su domicilio el 13 de junio de 2014 y se dirigió a la vivienda donde residía la víctima, accediendo con el juego de llaves que portaba. El hombre era empleado de la empresa que tenía alquilada a una joven una vivienda.

En el interior, se fue a su dormitorio y le golpeó la cara mientras dormía, rodeándole el cuello con un cable del ordenador. Tras matarla, roció su cuerpo con aceite y le prendió fuego. La habitación se incendió y las llamas dejaron el cuerpo casi carbonizado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.