www.madridiario.es
Detalle de la fachada principal
Ampliar
Detalle de la fachada principal (Foto: Antonio Castro)

Centenario del teatro Reina Victoria (I)

jueves 26 de mayo de 2016, 10:11h
Vidrieras de Maumejean
Ampliar
Vidrieras de Maumejean (Foto: Antonio Castro)
El próximo 10 de junio se cumplirán 100 años de la inauguración del teatro Reina Victoria de la Carrera de San Jerónimo. Se levanta muy cerca de donde estuvieron los corrales de comedias de Sol y de Burguillos a final del siglo XVI.

El 10 de junio de 1916, con asistencia de Alfonso XII y Victoria Eugenia, se representó ‘El capricho de las damas’, una opereta que ya había triunfado en el teatro Eslava. Y es que su compañía en pleno se trasladó al nuevo local proyectado por el arquitecto José Espelius, con una singular decoración de azulejos de Talavera en la fachada. De la ornamentación original se conservan las vidrieras realizadas en los talleres de Jules Maumejean. En una época de pocas comodidades, el arquitecto dotó al teatro de un techo corredizo –una claraboya de 21 metros de diámetro-, de manera que en las noches calurosas podría abrirse totalmente y dejar la sala a cielo abierto para que pudiera refrescarse. Así lo describió el diario ABC detallaba (11-6-1916):

“Es un teatro modelo. Sencillo, elegantísimo y cómodo, el espectador puede ver el espectáculo desde cualquier punto de la sala, sin molestias. No hay columnas ni obstáculos que se interpongan entre el escenario y el público. La sala no tiene la misma forma de herradura que han adoptado los teatros por lo general. El primer piso tiene un saliente bastante pronunciado que avanza sobre el patio de butacas, dibujando una línea esbelta y elegante. La forma de la sala, vista desde la escena, es la de un corazón”.

José Juan Cadenas fue el empresario –no el propietario- de las primeras temporadas. Él trajo a Madrid los grandes espectáculos musicales al estilo de los que había visto en París, donde había trabajado como corresponsal. Por el escenario del Reina Victoria desfilaron los primeros años estrellas como Teresita Saavedra, Ramón Peña, Laura Pinillos, Pedro Barreto, Helena Cortesina… Estos espectáculos de presupuesto elevado desaparecieron temporalmente una década después de la inauguración. Entraron entonces compañías de comedias tradicionales, como las de Ana Adamuz, Irene Alba y Juan Bonafé o Santiago Artigas y Josefina Díaz.

Tras la proclamación de la II República este fue uno de los teatros que debió cambiar de nombre (como ven, nada nuevo bajo el Sol…) quedándose solamente en ‘Victoria’. Pero, eso sí, volvió a ofrecer grandes revistas, como las que montaba con abundancia de medios, el empresario Eulogio Velasco. Pero en agosto de 1936 fue rebautizado como ‘Teatro Joaquín Dicenta’, nombre que no gozó de ninguna aceptación popular. Finalizada la contienda recuperó la denominación original y emprendió nuevos rumbos.

José Juan Cadenas, primer empresario
Ampliar
José Juan Cadenas, primer empresario (Foto: Antonio Castro)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.