www.madridiario.es

Consulta sobre la Plaza de España

martes 29 de marzo de 2016, 09:40h
Lo de las decisiones asamblearias, que tanto gustan a la izquierda, están bien para momentos concretos, situaciones puntuales y asuntos de carácter general. Pero cuando esas decisiones asamblearias, con carácter de consulta, versan sobre temas delicados, puede ocurrir lo que ha ocurrido con el asunto de la consulta sobre la remodelación de la Plaza de España, que la participación de todos los que podían hacerlo, ha sido sólo del 1 por ciento. Se podía votar por internet, y además el Ayuntamiento colaboraba activamente haciendo una consulta por teléfono, abriendo la participación a los menores de edad, por aquello de animar. Había un mes y medio de plazo para expresarse, y pese a ello, lo dicho: no ha votado más de un 1 por ciento, poco más de 26.000 personas sobre las 2,6 millones que podían haberlo hecho por estar empadronadas en la capital y tener más de 16 años de edad.

La consulta era muy genérica y no entraba en detalles. La mayoría de esa minoría que ha votado, apuesta porque el monumento central de la plaza, dedicado a Cervantes, se quede donde está. Por lo que respecta al paso elevado de la calle de Bailén, un 37 por ciento, quiere que se convierta en peatonal. Menos más que son minoría, porque siendo vinculante esta consulta, ya me contarán cómo se resolvería la conexión Bailén-Ferraz, si el paso elevado fuera cerrado al tráfico de vehículos. La mayoría se inclina por una reforma profunda de la Plaza de España, y no por pequeños retoques, una mayoría que habrá pensado, que si hay que meterse en obras, uno se mete, pero para chapuzas, mejor no hacerlo.

En fin, que esto de las decisiones asamblearias, plebiscitarias, participativas o como quiera llamárselas, está bien sobre el papel en el pensamiento de la izquierda, pero a la hora de llevarlas a cabo, el nivel de participación es ridículo, como en el caso que nos ocupa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.