www.madridiario.es
Tráfico lento en la M30 a la altura del puente de la avenida del Mediterraneo.
Ampliar
Tráfico lento en la M30 a la altura del puente de la avenida del Mediterraneo. (Foto: Kike Rincón)

El Ayuntamiento pagará hasta 2040 a Calle 30 50 millones anuales por "gastos prescindibles"

lunes 16 de noviembre de 2015, 14:42h
Los madrileños pagarán 50 millones de euros "en una cadena que seguirá atando hasta 2040" por "gastos prescindibles" a la sociedad mixta Madrid Calle 30 -participada en un 80 por ciento por el Ayuntamiento y el 20 por ciento restante por un socio privado, la Empresa de Mantenimiento y Explotación S.A. (EMESA), integrada por Ferrovial Servicios SA, Dragados SA y API Conservación S.A.-, ha denunciado este lunes el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, en la comisión del ramo.Los madrileños pagarán 50 millones de euros "en una cadena que seguirá atando hasta 2040" a la sociedad mixta Madrid Calle 30 por "gastos prescindibles", ha denunciado este lunes el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, en la comisión del ramo.
El también presidente de la sociedad ha confesado que esta situación es para él "sangrante" y ha detallado que desde 2005 se han desembolsado más de 502 millones de euros en pagos relacionados con el tipo de sociedad mercantil elegido por los anteriores equipos de gobierno para el desarrollo de obras de infraestructura en la M-30. Esos 502 millones responden a un "diseño mercantil absurdo que genera un daño patrimonial enorme a las arcas públicas".

Esa cantidad "no excluye los sobrecostes en las obras ni otro tipo de gastos adicionales que habrá que analizar, en los que la subdirección general de la Auditoría de la Deuda y de las Políticas Públicas entrará en detalle". "Esto no acaba aquí. Pagaremos 50 millones de euros cada uno de los años en gastos prescindibles", ha señalado el delegado explicando que una parte corresponde a impuestos que recaen en otras administraciones pero "la triste gracia es que el coste lo asumen los madrileños". Mato ha insistido en que la sociedad mixta ha desembolsado entre 2005 y 2014 más de 502 millones de euros en pago de impuestos, intereses de deuda subordinada y dividendos repartidos al socio privado.

Carlos Sánchez Mato ha lanzado que con este diseño mercantil los anteriores gobernantes, el PP, pretendió "ocultar la deuda", algo que "ni sirvió" para eso. Tampoco para "ahorrar una cantidad ingente de dinero a los madrileños", ha subrayado. "La cadena nos seguirá atando hasta 2040", ha apuntado. Sí ha reconocido que hay una "ventana" en el año 2025, que podría ser empleada por el socio privado. Mato no puede revelar la estrategia a seguir pero el objetivo es revertir ese diseño mercantil ya que el Gobierno actual "no consentirá que esa situación se quede así sin intervenir en la medida de lo posible". La solución primero se aprobará en Junta de Gobierno y después se anunciará.

Pretenden que la solución llegue "mucho antes" de 2025, cuando se le da la posibilidad al socio privado de vender sus acciones al Ayuntamiento. Lo lógico es que esa ventana de 2025, colocar el 20 por ciento de nuevo en manos municipales, le interesaría al privado porque así, en palabras de Sánchez Mato, "obtendrían una rentabilidad adicional a la ya elevada que perciben".

La única fuente de ingresos de la empresa, con trece trabajadores, es el Consistorio madrileño, que transfiere anualmente la cantidad de 125,79 millones de euros para su mantenimiento. Pero Madrid Calle 30 gasta mucho menos, como exponen las últimas cuentas depositadas en el registro mercantil de Madrid correspondientes a 2014, con un total de 37,4 millones de euros. El Gobierno municipal estudia ese desequilibrio para esclarecer si el mantenimiento y las obras son adecuadas a las necesidades o si la transferencia es excesiva.

Al gastar menos de lo que ingresa, el delegado ha detallado que Madrid Calle 30 da beneficios, concretamente cerca de 84 millones de euros en 2014, de los que el 80 por ciento revierten en el Ayuntamiento en forma de dividendos y el 20 por ciento en EMESA. Antes de pasar por las arcas municipales debe pagar impuestos. Esto ha hecho que sólo el año pasado la sociedad abonara 24,3 millones en Impuesto de Sociedades.

Para el Ayuntamiento, el actual modelo financiero de esta sociedad supone un coste neto de aproximadamente 103 millones de euros. De esta cantidad, 45 millones se destinan al pago de impuestos, 25 millones de IVA y 20 millones de Impuesto de Sociedades. Ante esta situación, desde Economía y Hacienda se están buscando alternativas a este modelo.

Fue en 2004 cuando el Pleno del Ayuntamiento acordó modificar la forma de gestión del servicio, que pasaba de directa a indirecta a través de una sociedad de economía mixta. En agosto de 2005 se adjudicó el concurso a favor de EMESA. Tras la concesión quedó establecido el modelo económico-financiero que había que cumplir durante la vida del proyecto, hasta el año 2040.

El objeto social y la actividad principal incluyen la gestión, explotación y mantenimiento, además de las obras de reforma y mejora, de la vía de circunvalación M-30 y sus infraestructuras y espacios relacionados. La sociedad se fundó inicialmente para construir los túneles de la M-30 con la intención de que "no computara como deuda municipal", han insistido desde el área que dirige Sánchez Mato.

Madrid Calle 30 ya no tiene deuda al ser subrogada en 2011 al Ayuntamiento aunque sigue funcionando con el diseño mercantil inicial. De los 502,2 millones ya desembolsados, más de 289 millones corresponden al pago del IVA repercutido y más de 106 millones al Impuesto de Sociedades. Se trata de impuestos que podrían haberse ahorrado si el Ayuntamiento hubiera asumido la obra y posterior mantenimiento y gestión de infraestructuras, han explicado desde el área. Los dividendos pagados a los socios privados hasta finales de 2014 han ascendido a más de 39 millones en detrimento de las arcas públicas municipales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.