www.madridiario.es

Un nuevo impulso a la unidad de la clase obrera europea

miércoles 30 de septiembre de 2015, 10:05h

1.200 delegados y delegadas de 39 países europeos, 15 idiomas, se esfuerzan por construir la unidad de la clase obrera europea en el decimotercer Congreso de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), que se está celebrando en París.

El objetivo está puesto en el pleno empleo, para lo que se exige el fin de las políticas de austeridad y la aplicación de una política económica europea dirigida al crecimiento sostenible. Se reclama un Banco Central Europeo al servicio de estos objetivos y un fortalecimiento de la integración política y económica común. Se propone un Plan de inversiones financiado con el 2% del PIB europeo.

Escuchamos a las autoridades europeas, como el señor Juncker, regalarnos los oídos con una defensa encendida del empleo estable como norma contra el empleo precario que se ha convertido en la norma actual. Y sí, la calidad del empleo se convierte en otra de las tareas que debemos conseguir en el nivel europeo, recuperando el modelo clásico y rompiendo con el dumping empresarial.

Sin duda, ha llamado la atención el cinismo, con buenas dosis de desfachatez, de algunas intervenciones de responsables europeos. Se lamentan que Europa está muy mal, que el austericidio está mandando a 25 millones de personas al paro, a más de 6 millones a la pobreza, con un incremento de la desigualdad que no se conocía desde los años 20 del siglo pasado. Pero no traen alternativas, ni siquiera para aliviar la presión sobre el pueblo griego. Nos emplazan a los sindicatos a colaborar en el arreglo del desastre que ellos han provocado.

Y sin duda, la CES asume su responsabilidad y está dispuesta para iniciar un diálogo social que ha sido boicoteado desde los años 80. Con este fin, el Congreso fija su objetivo en la lucha por los derechos laborales y sociales y contra la desigualdad disparada como reto principal y más urgente. Fortalecer la Unión Europea pero desde el fortalecimiento de su modelo social, de derechos y solidario. Desde la exigencia de una economía fuerte al servicio de los ciudadanos y no del sistema financiero y las grandes multinacionales. Desde la Europa solidaria que facilita el derecho de asilo y ofrece una oportunidad de vida y futuro a las personas refugiadas

Este Congreso también persigue el fortalecimiento de los sindicatos porque son el mejor instrumento para lograr a democracia en el seno de las empresas, porque han demostrado históricamente que las sociedades democráticas lo son gracias a la lucha sindical.

Un Congreso que va a renovar sus órganos de dirección. Previsiblemente, elegirá a Luca Vicentini como secretario general. Ignacio Fernández Toxo está ultimando su mandato como presidente de la CES con la inauguración, presidencia y clausura de este Congreso.

Jaime Cedrún López
Secretario General de CCOO de Madrid

Jaime Cedrún

Secretario general de CCOO Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios