www.madridiario.es
Audiencia Nacional.
Ampliar
Audiencia Nacional. (Foto: Kike Rincón)

Imputado el exconsejero de Educación que sustituyó a Figar y el concejal de Obras de Collado Villalba

jueves 23 de julio de 2015, 17:14h
El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha imputado al exconsejero de Educación de la Comunidad de Madrid Manuel Pérez Gómez, que sustituyó interinamente en el cargo a Lucía Figar, en la causa en la que se investigan las actividades de la red de corrupción Púnica.

Así consta en un auto en el que el magistrado ordena el levantamiento del secreto de las actuaciones y concreta la imputación de 92 personas y tres personas jurídicas en el marco de esta causa, en la que investiga el spuesto entramado societario que habría estado liderado por el exsecretario general del Partido Popular (PP) de Madrid Francisco Granados y su socio, el constructor David Marjaliza.

Pérez Gómez fue nombrado consejero el 4 de junio y cesó de su cargo el día 26, con la entrada del Ejecutivo autonómico presidido por Cristina Cifuentes. Durante la pasada legislatura fue viceconsejero de Educación, cargo al que accedió después de ser secretario general técnico de este departamento.

Edil de obras de Villalba

En la lista de 92 imputados también se encuentra el segundo teniente de alcalde y concejal de Obras y Servicios, Alberto Sánchez Caballero de Collado Villalba (PP).

Sánchez Caballero forma parte del equipo de María Dolores Vargas Fernández, que sustituyó también al exalcalde Agustín Juárez cuando fue imputado por el mismo caso. Vargas llegó a la Alcaldía tras someterse a los exámenes del PP de Madrid, donde utilizó la criticada frase "perra judía", por la que pidió perdón.

La red Púnica habría conseguido contratos fraudulentos en materia de urbanismo y obras públicas, eficiencia energética y reputación 'on line' en tres comunidades autónomas (Madrid, Valencia y Murcia), la Diputación de León y una decena de ayuntamientos madrileños.

Sale de prisión la secretaria del socio de Granados tras abonar una fianza de 40.000 euros

Ana María Ramírez, que fue secretaria personal durante 18 años del constructor David Marjaliza, presunto 'cerebro' de la trama Púnica y socio del ex secretario general del Partido Popular (PP) de Madrid Francisco Granados, ha salido de prisión tras depositar una fianza de 40.000 euros, informaron fuentes jurídicas. Ramírez, a la que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco considera "mano derecha" de Marjaliza, salió el pasado miércoles de la cárcel y tendrá que realizar comparecencias quincenales en el juzgado más próximo a su domicilio y entregar su pasaporte. Además, tendrá prohibida su salida del territorio nacional.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 modificó la situación procesal de la imputada, que permanecía en prisión desde el pasado 30 de octubre, después de tomarle declaración el jueves de la semana pasada durante durante dos horas y media. El magistrado instructor le imputó por blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal y malversación de caudales públicos, entre otros delitos, al considerar que tenía un "papel determinante" en la trama y actuaba como "mano derecha" de su jefe.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal confirmó el pasado enero la prisión provisional de Ramírez en un auto en el que desestimaba un recurso de su defensa y destacaba que habría ocultado correos electrónicos sobre sus cuentas en Suiza y Singapur "detrás de cómodas, debajo de los colchones, dentro de una maleta y en bolsas situadas debajo de las camas".

92 personas imputadas desde octubre por contratos en tres comunidades y una decena de ayuntamientos

Eloy Velasco ha imputado desde octubre pasado a un total de 92 personas en la investigación sobre la red de corrupción Púnica. Así consta en un auto en el que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 levanta el secreto de las actuaciones judiciales seguidas contra la trama, desarticulada en octubre de 2014.

El magistrado explica que la investigación comenzó el 13 de junio de 2014 a partir de una querella de la Fiscalía Anticorrupción en la que se denunciaba que Granados y Marjaliza tenían, junto a sus esposas, "varias cuentas en un banco suizo" y que existían sobre las mismas "indicios de la eventual comisión de un delito de blanqueo de capitales". También se apuntaba a la posible existencia de determinadas transferencias desde una cuenta de Singapur a un depósito a nombre de Marjaliza y su hermana que se justificaron como "exportaciones de supuestas obras de arte", así como de "dudosas actuaciones y contrataciones" llevadas a cabo en Valdemoro, el municipio del que Granados fue alcalde hasta 2003.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.