www.madridiario.es
Domicilio en el que vivía la mujer presuntamente asesinada por su casero
Domicilio en el que vivía la mujer presuntamente asesinada por su casero

Hallan una picadora de carne en la casa de la mujer desaparecida en Majadahonda

lunes 20 de abril de 2015, 10:31h
El juez ha decretado el secreto de sumario en el caso de la mujer que desapareció en la urbanización La Sacedilla de Majadahonda, según han informado fuentes de la investigación. Entre los objetos hallados por la Guardia Civil durante el primer registro de la vivienda se encuentra una picadora industrial de carne y pequeñas manchas rojas en la casa de la mujer desaparecida. Su casero ha sido detenido y se encuentra en prisión provisional.

Durante la mañana de este lunes, la Guardia Civil está registrando, junto al detenido, el chalé de su propiedad en Majadahonda donde supuestamente habría asesinado a su inquilina, una mujer argentina desaparecida desde principios de mes, tal y como han confirmado fuentes del Cuerpo.

En un registro anterior, los agentes de la Brigada Científica encontraron una picadora industrial de carne en el garaje y una pequeñas manchas rojas, que el laboratorio de Criminalística aún no ha determinado si corresponde a sangre de la víctima. De hecho, un hermano de la desaparecida, Adriana G., de 55 años, se han trasladado a Madrid para ayudar a las autoridades y facilitar ADN para cotejarlo con posibles restos que se hallaran. 

Por otro lado, la Guardia Civil ha encontrado en la casa de Móstoles donde residía el detenido el coche de la desaparecida. Los agentes lo han examinado también para recabar huellas y más indicios, han señalado las mismas fuentes.  Paralelamente, se sigue buscando restos en el vertedero de Pinto, donde acaban las basuras recogidas en ese lugar, que han sido inmovilizadas. 

La principal hipótesis que manejan los agentes de homicidios es que el detenido pudo haberla matado, descuartizado e introducido en bolsas de basura, que acabarían en los contenedores. Una versión parecida a la que apuntan los vecinos, quienes precisaron que la picadora estaba situada el cuarto de la planta baja del chalet y también apuntaron que el detenido había estado pintando días antes las paredes "para tapar la sangre de la víctima". Además, señalaron que tenía "problemas mentales" y su hermano se habría suicidado hace unos años. Otros residentes de la urbanización indicaron que había visto al casero tirando bolsas de basura por diferentes contenedores de una manera sospechosa. "Soltaba las bolsas con mucha delicadeza y cuidado para que no se abrieran", detallaron.

De hecho, fuentes de la investigación han concretado que la detención del casero ha estado más relacionada con los testimonios de los vecinos, quienes dieron la voz de alarma a la Policía para alertar de que había a un hombre tirando bolsas de basura por diferentes contenedores de una manera sospechosa, que con los objetos encontrados durante el registro del domicilio de la desaparecida. 

"Soltaba las bolsas con mucha delicadeza, le llamó la atención y llamó a la Policía. Encontraron las paredes recién pintadas y debajo había sangre. El cuerpo lo habría descuartizado con una picadora industrial. Algo bestial", aseguró uno de los vecino. Asimismo, la vecina de la casa contigua,afirmó que fue su amigo quien vio directamente como el presunto asesino tiró las bolsas y que lo hizo con "muchísimo cuidado", como intentando que "las bolsas no se abrieran".

El diario 'El País' ha informado que el número de casos de personas desaparecidas en los que puede estar implicado el detenido puede aumentar en breve. Según este diario, los agentes habrían encontrado tres contratos más de arrendamiento de antiguos residentes, cuyos perfiles coinciden con el de la mujer buscada por la Guardia Civil desde hace días: personas solas y extranjeras. De esta forma, son cinco ya los individuos, en su mayoría mujeres, cuyo paradero se ignora: la última arrendataria, la tía del detenido y estos tres citados inquilinos. 

Respecto a la tía del detenido, el diario 'El Mundo' ha recogido que, según el propio sospechoso, vivía con su tía hasta que ésta se fue a vivir a una residencia. Sin embargo, no hay constancia oficial de que la mujer haya pasado por ningún geriátrico y tampoco que haya fallecido, por lo que se estaría investigando si pudo acabar también con la vida de su tía. Los agentes están a la espera de varias pruebas recogidas en la casa para determinar que la mujer pudo ser asesinada. Fuentes de la investigación han afirmado al mismo diario que el principal sospechoso ha estado en tratamiento por problemas psiquiátricos.

Más información: 

Buscan el cuerpo de una mujer presuntamente asesinada por su casero

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.