www.madridiario.es
Centro Deportivo Huerta Vieja, en Majadahonda
Ampliar
Centro Deportivo Huerta Vieja, en Majadahonda (Foto: @asvecmajada)

Más de un año sin piscina municipal: la Asociación Vecinal de Majadahonda denuncia al Ayuntamiento

Por Alba Cabañero Aina
martes 06 de diciembre de 2022, 09:00h

Los vecinos de Majadahonda llevan desde el mes de septiembre de 2021 viéndose privados de la única piscina cubierta gestionada directamente por el Ayuntamiento del municipio, sita en el Centro Deportivo Huerta Vieja.

Es por ello que la Asociación Vecinal de Majadahonda ha tomado cartas en el asunto acudiendo a la Fiscalía Anticorrupción para denunciar al Consistorio majariego por los presuntos delitos de abandono de servicio público, malversación y prevaricación.

Los hechos que han derivado en esta denuncia se remontan al mes de septiembre de 2021 cuando el Ayuntamiento comunica a los usuarios de la piscina que, “tras realizar las inspecciones previas necesarias a la apertura de la piscina de Huerta Vieja, hemos detectado daños en la estructura que nos hacen imposible abrir la instalación con la seguridad y garantías necesarias”.

A través de su página web señala que “en este momento los servicios técnicos están analizando la situación para proceder a su evaluación y posterior reparación”, explicando que la piscina municipal de Valle de la Oliva, gestionada por una empresa privada, dará servicio a los usuarios de la de Huerta Vieja durante el cierre.

“Transcurridos cuatro meses desde ese anuncio, de forma inesperada el Ayuntamiento publica en su página web el día 24 de enero de 2022, cinco meses después de haber anunciado que se iban a evaluar las patologías encontradas en la piscina y a proceder a repararlas (sin haber hecho ninguna de las dos cosas), un aviso encabezado con el título ‘El Ayuntamiento levantará un nuevo polideportivo en Huerta Vieja tras demoler la estructura actual’, justificando su decisión porque “los estudios técnicos realizados concluyen que el estado de la actual estructura no permite su reapertura en condiciones de seguridad”, apuntan desde la Asociación Vecinal de Majadahonda.

Llevamos desde entonces sin haber hecho ninguna de las dos cosas: ni repararlo ni derribarlo y construir uno nuevo. Por eso hemos puesto esta denuncia”, comenta a Madridiario Zacarías Martínez, presidente de la asociación.

Estiman que alrededor de 1.200 usuarios se están viendo afectados por este cierre: alumnos de colegios públicos; ciudadanos que iban a clases –impartidas por profesores adscritos a la Federación Madrileña de Natación– o a nado libre; e incluso madres que acudían con sus bebés a clases de matronatación.

Los vecinos se oponen al derribo

Desde la asociación insisten en que las deficiencias encontradas en la piscina, “por falta de mantenimiento”, inciden, tienen una solución que no deriva en la demolición del edificio entero.

El Ayuntamiento no ha hecho sus deberes de mantener la piscina como Dios manda con los trabajos técnicos que haya que hacer y las revisiones que haya que pasar en el pasado”, critica Martínez.

Los vecinos hacen alusión a los informes técnicos realizados, uno por el técnico municipal Rafael Emilio Lleonart y otro por Víctor Navarro de Miguel y Francisco de la Barrera Cid, arquitectos técnicos de la empresa Control Prevención Verificación (CPV).

“Las conclusiones de ambos informes técnicos son radical y meridianamente nítidas. Entre otras cosas, el documento de CPV afirma textualmente que «tras los trabajos de inspección visual efectuados por los técnicos de CPV y después de analizar los resultados de las mediciones de espesores de pilares metálicos efectuadas por el laboratorio SCI en 13 de los pilares de la piscina cubierta del centro deportivo Huerta Vieja de Majadahonda, se puede concluir que la totalidad de los pilares muestreados presentan en mayor o medida signos de ataque químico directo debido al ambiente fuertemente agresivo con condensaciones permanentes y contaminación salina elevada que posee la piscina». Añade además que «se considera que la causa que ha provocado esta patología es la ausencia de un mantenimiento adecuado de la estructura metálica de la piscina»”, redactan en un escrito.

“CPV concluye de forma categórica que «a la vista de las conclusiones del análisis efectuado, se recomienda realizar una peritación completa del estado que presentan el 100% de la estructura metálica de la piscina cubierta y en base a lo cual elaborar un proyecto de actuación integral que defina las necesidades de reparación y/o refuerzo estructural que se precisen»”, añaden.

“El informe de los técnicos municipales no es menos concluyente, ya que califica la intervención necesaria de «reparación y no de sustitución completa de piezas estructurales». Incluso afirma que las reparaciones «consistirían básicamente en reforzar con material de acero estructural las zonas donde se haya producido pérdida de material original». Finalmente, el documento determina que mientras duran las obras de reparación, que estiman en unas seis u ocho semanas, las actividades públicas deberán suspenderse por seguridad”, agregan en este escrito.

Por otro lado, mencionan además un escrito que el arquitecto técnico y ex máximo responsable del Servicio de Obras y Mantenimiento del Ayuntamiento de Majadahonda, Julio Hernanz, remitió al alcalde José Luis Álvarez Ustarroz.

“Decía un conocido experto en cálculo estructural que los edificios tienden a no caerse. La piscina de Huerta Vieja no tiene visos de comportarse de distinta manera. Es más, me atrevería a afirmar que, de acuerdo con la información que se facilita en esa documentación sobre el grado de pérdida de sección en los muestreos realizados (de uno a dos mm. en la mayoría de las zonas que no están totalmente perforadas) y conforme al espesor de las piezas tubulares que figuran en el proyecto de construcción (20 mm.), la resistencia del conjunto estructural no está en una situación de peligro inminente”, reza la carta enviada al primer edil majariego.

La demolición de un edificio sin causa justificada es una acto final cruel e irreparable. Quienes nos dedicamos vocacionalmente a levantar edificios o a mantenerlos en pie, dictar la pena de muerte a un edificio y hacerlo desaparecer sin merecerlo es un acto abominable”, sentencia el arquitecto en la misiva.

Es por todo esto que, además de solicitar reuniones y organizar concentraciones, desde la AV Majadahonda han dado el paso de denunciar al Consistorio.

“La arbitrariedad en la decisión de los denunciados reside de forma palmaria en promover la demolición de una instalación deportiva en lugar de proceder a su reparación, tal y como recomiendan los técnicos en los informes mencionados, lo que es contrario a la razón y además es presuntamente injusto, en tanto que reside en una inequívoca voluntad dolosa de abandonar el servicio público tras una duradera ausencia de mantenimiento”, lamentan.

Una fórmula “más eficaz”

Desde el Ayuntamiento de Majadahonda han aclarado a Madridiario que “no es cierto que haya informes técnicos que digan que hay que reparar la instalación”. “Lo que hay son distintas alternativas que se han estudiado sobre una instalación que ha presentado numerosos y distintos problemas en sus más de 25 años de vida”, apuntan fuentes municipales.

De esas alternativas, el equipo de Gobierno se ha decantado por la construcción de un nuevo polideportivo por ser, hacen hincapié, “la fórmula más eficaz en costes y con la que se prestará el mejor servicio, que es lo que, sin duda, demandan los vecinos”.

“El Ayuntamiento ha explicado en todo momento y con total transparencia que está trabajando en la licitación de este nuevo proyecto, utilizando para ello la fórmula de la concesión y teniendo como único objetivo la prestación de un servicio excelente para los usuarios”, subrayan.

Aseguran además que el Consistorio está trabajando ya en el nuevo polideportivo, concretamente en la tramitación del proyecto. En breve será licitado, destacan, y a partir de ahí se darán a conocer los plazos de ejecución.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios