www.madridiario.es

Alcalá: Cervantes infinito... y más

viernes 20 de marzo de 2015, 07:49h

Hablar de turismo en Alcalá de Henares, Ciudad Patrimonio de la Humanidad y capital cultural de la Comunidad de Madrid, es algo más que hacer recuento de visitantes.

El turismo es hoy, junto con la cultura y el patrimonio histórico, una de las industrias más importantes (quizás la que más) y con más repercusión en la economía de Alcalá, a la que queremos sumar todo lo relacionado con el español y la gestión documental e histórica.

En menos de dos décadas, la oferta turística de Alcalá de Henares ha dado un gigantesco salto en calidad y cantidad. Hemos pasado de apenas 500 plazas hoteleras a más de 3.000 camas en establecimientos de todas las categorías, desde un hotel de cinco estrellas en el campo de golf de El Encín a apartamentos turísticos, hostales y pequeños hoteles con encanto en edificios históricos. No puedo dejar de citar la excelencia que ofrece el Parador de Turismo de Alcalá, que ha dinamizado un sector fundamental: el turismo de congresos y reuniones, que se ha duplicado en el último año en Alcalá de Henares.

Además, cada vez son más los enclaves visitables. Recorrer el casco histórico de Alcalá de Henares es recorrer más de dos milenios de la historia de España. La antigua Complutum, importante ciudad romana, llegó a convertirse a finales de la Edad Media en uno de los lugares más notables de Castilla; el Palacio Arzobispal fue el lugar en el que Isabel la Católica recibió a Cristóbal Colón por primera vez y en el que dio a luz a su hija Catalina de Aragón, después reina de Inglaterra.

El cardenal Cisneros, figura clave a quien podríamos definir como un visionario y a quien me gusta presentar como "el mejor alcalde que ha tenido Alcalá", plasmó aquí un sueño: la primera ciudad universitaria del mundo. El modelo se trasladó a Europa y, sobre todo, a América y, en 1998, la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad, un título que incluye a la universidad y al casco histórico de Alcalá, un entramado de calles y plazas en el que convivieron en paz las tres culturas: cristiana, árabe y judía.

Por si esto no fuera suficiente, trascurría el otoño de 1547 cuando vino al mundo en Alcalá de Henares Miguel de Cervantes. A esta figura universal rendiremos homenaje los próximos meses con el programa Cervantes infinito, declarado por el Gobierno de España como Acontecimiento de Excepcional Interés Público, lo que permite ventajas fiscales para los que quieran acompañarnos.

Javier Bello
Alcalde de Alcalá de Henares

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios