www.madridiario.es
Piruleta de la marca Fiesta.
Piruleta de la marca Fiesta.

La administración concursal de Fiesta venderá sus caramelos por 20 millones

martes 27 de enero de 2015, 17:03h
La administración concursal de Fiesta, el fabricante de piruletas y 'chupa chups' como Kojak y Freskitos,
ha iniciado el proceso de liquidación con la venta de su unidad de
negocio y del área inmobiliaria, que está valorada en total en unos 20
millones de euros.
Fiesta, que cuenta con las marcas Kojak, Freskito, Lolipop y Tico Tico, está ubicada en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, en una parcela de 26.800 metros cuadrados, donde prestan servicios actualmente 124 trabajadores. "No vamos a vender Fiesta como una ganga y será un proceso innovador en España, ya que será desde una aplicación desde nuestra web donde se gestionará todo el proceso que empezará entre finales de febrero y principios de marzo. En julio esperamos tener la comunicación para autorizar la venta de la compañía antes de agosto de 2015", ha explicado en rueda de prensa el administrador concursal y socio director de Data Legal, Francisco Vera.

Vera ha indicado que la venta de la compañía se dividirá en las dos unidades de negocio, tasando la unidad de caramelos en 12 millones de euros, mientras que al negocio inmobiliario, que engloba la planta de Alcalá de Henares, se le atribuye un valor de 8 millones de euros.

Sin embargo, el administrador concursal ha desvelado que el precio de salida del negocio principal, que incluye la marca y sus productos, tendrá un precio de salida mínimo de cinco veces la previsión del Ebitda de 2015. ; La venta, según ha explicado, ya ha atraído a cerca de 50 empresas de distintos perfiles, que se han mostrado interesadas en la operación y entre las que se incluyen firmas nacionales e internacionales, así como fondos de inversión. "No tienen cabida los subasteros sofisticados", ha indicado.

Por otro lado, Vera ha señalado que la venta del negocio inmobiliario tendrá un precio de salida de 7 millones de euros con las cargas hipotecarias que tiene la finca. El administrador concursal ha apuntado que con la disgregación de los dos negocios han puesto una "condición para la formalización", que es un contrato de alquiler de dos años de obligado cumplimiento por un valor de 35.000 euros al mes, un "alquiler equilibrado para ambas partes".

Vera ha recalcado que será un proceso "donde la administración concursal se aparte de la gestión" y ofrecerá de manera "objetiva y transparente la información a todos los participantes" y se tendrá en cuenta "la solvencia del adquiriente y el proyecto industrial". De esta forma, el notario le entregará las cinco mejores ofertas y elegirán la más beneficiosa.

"Confiamos en Fiesta en su negocio y en sus productos, que este año celebra su 50 aniversario, y esperamos poner las bases para la compañía pueda crecer en los próximos 50 años", ha indicado, al tiempo que "no" entra en los planes la posibilidad de no vender, pero en el caso de que fuera así la opción es "vender por lotes los activos de la firma que tienen valor".

Seguirá endulzando a los españoles
Por su parte, el director general de Fiesta, Agustín Fernández, ha señalado que la compañía "sigue con su actividad de producción, de distribución y comercialización, a pesar de los rumores de cierre".

"Esperamos que el trabajo que estamos haciendo permita garantizar por muchos años la marca y sus productos. Fiesta ha superado la crisis y seguirá endulzando la vida de los españoles", ha apuntado en rueda de prensa.

Fernández ha explicado que desde que se presentó en julio del año pasado la solicitud de liquidación, el objetivo de la firma ha sido "garantizar la viabilidad de la unidad de negocio", y se ha conseguido que sea más "rentable".

De esta forma, ha señalado que la compañía dedicada a los dulces cerrará previsiblemente 2014 con unas ventas de 18,8 millones de euros, un millón menos que el ejercicio anterior, mientras que ha subrayado que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se ha situado en 1,2 millones de euros.

Por eso ha reiterado que 2015 será un "año de crecimiento", donde se ha conseguido mantener el trabajo de la empresa, que cuenta en la actualidad con 124 empleados, tras haber acometido en el proceso un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que ha afectado a 16 trabajadores, la mayoría del área comercial internacional, "históricamente deficitaria en la compañía".

El director general, además, ha desvelado que espera que el comprador mantenga el negocio y dé viabilidad a la compañía y entre las acciones espera que la firma entre en las grandes superficies, donde en la actualidad apenas tiene presencia.

Fiesta aclara que está en liquidación voluntaria pero no va a cerrar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.