www.madridiario.es

Una depuradora de última generación para Boadilla del Monte

Por MDO
miércoles 26 de noviembre de 2014, 11:30h
El Canal de Isabel II Gestión no solo es el encargado del suministro de agua, sino también de su depuración. Para ello, se utilizan instalaciones cada vez más sofisticadas, como la de estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Boadilla del Monte, que mejora el tratamiento del agua.
  • Depuradora de Boadilla del Monte

    Depuradora de Boadilla del Monte
    Canal Gestión

  • EDAR de Boadilla del Monte

    EDAR de Boadilla del Monte
    Canal Gestión

La gestión del saneamiento en la región abarca el transporte de las aguas residuales a través de las redes de drenaje urbano hasta las EDAR, su posterior depuración de estas y su devolución al cauce de los ríos en unas condiciones óptimas. En Boadilla del Monte se acaba de inaugurar la estación depuradora de Arroyo Valenoso que utiliza por primera vez en Madrid la tecnología de la ultrafiltración.

La planta, que ha supuesto una inversión por parte de Canal Gestión de 9,5 millones de euros, cuenta con una capacidad en diseño para 20.000 habitantes equivalentes y es capaz de tratar hasta 12.000 metros cúbicos diarios de aguas residuales de excelente calidad. La necesidad de la depuradora surgió debido al aumento poblacional proveniente de los desarrollos urbanísticos de Boadilla del Monte.

Además, la EDAR no solo depura el agua para verterla a los ríos, sino que cuenta con el tratamiento terciario de reutilización que permite que parte del agua tratada tenga una segunda vida y pueda destinarse al riego de parques y jardines, así como al baldeo de calles.

El tratamiento se está realizando con una tecnología novedosa, pionera en España, el filtrado a través de membranas de ultrafiltración. Esta nueva tecnología no sólo garantiza una excelente calidad del agua depurada, sino que además reduce las dimensiones de la propia planta en la que tiene lugar el filtrado, permitiendo a la instalación prescindir de los enormes y tradicionales decantadores secundarios situados al aire libre.

Esta característica del filtrado a través de membranas fue determinante a la hora de elegir esta tecnología no solo por lo conveniente de reducir el tamaño de la instalación, sino también por permitir la integración de esta en el interior de un mismo edificio, evitando así los posible olores y ruidos a las futuras urbanizaciones de su alrededor.

Más información:

El Canal de Isabel II Gestión emitirá 600 millones en bonos

La energía que trae el agua

Canal Voluntarios: agua para el desarrollo

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios